SOCIEDAD › LA CáMARA DE CASACIóN BONAERENSE CONFIRMó EL FALLO DEL TRIBUNAL ORAL

Nueva absolución para Lucila

En el juicio por el crimen de Solange Grabenheimer, el tribunal rechazó las pretensiones de la fiscalía y la familia de la víctima, que pidieron prisión perpetua para quien había sido su amiga y conviviente, Lucila Frend.

El Tribunal de Casación bonaerense ratificó la absolución de Lucila Frend en el juicio por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, ocurrido en 2007, y rechazó así las pretensiones de la fiscalía y la familia de la víctima que pedían que se la condenara a prisión perpetua o se anulara el debate que se realizó en 2011 en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro.

El fallo, sin embargo, todavía no quedó firme porque a la fiscalía y la querella todavía les queda la posibilidad de apelar ante la Suprema Corte bonaerense, lo que ya anunciaron que van a hacer. “Con el fiscal (Carlos) Altuve confiábamos en que este fallo se iba a revertir considerando que los elementos que el tribunal de San Isidro tuvo en cuenta no eran convincentes para absolverla como lo hizo. Ahora vamos a presentar un recurso ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense”, afirmó Roberto Damboriana, abogado de la familia de la víctima.

Por su parte, Marina Harvey, madre de Lucila, se mostró satisfecha con la resolución, aunque relató que hasta ayer no había podido contarle la noticia a su hija porque la joven actualmente vive en Barcelona con su novio y estaba a bordo de un avión cuando la llamó.

“Siento que se está haciendo justicia, pero también ruego que se investigue, espero que cambien al fiscal y no pierdo las esperanzas de que el caso se pueda esclarecer”, remarcó la mujer.

La fiscalía había basado la apelación en el caso de Carlos Carrascosa, el viudo de María Marta García Belsunce, quien había sido condenado por un tribunal por el encubrimiento del homicidio y, sin embargo, más tarde Casación reinterpretó la prueba y decidió condenarlo a perpetua y enviarlo a prisión por el crimen.

Solange Grabenheimer y Lucila Frend vivían juntas en un PH en Güemes al 2200, en la localidad de Florida, partido de Vicente López, pero tenían problemas de convivencia y Solange pensaba mudarse apenas terminara el contrato de alquiler.

El 10 de enero de 2007, Lucila salió de la casa rumbo a su trabajo a las 7.30. Su amiga tenía que levantarse a las 10.30 para ir a trabajar a la casa de sus padres, pero nunca apareció ni tampoco llegó al cumpleaños que tenía a la noche con sus amigos.

Cuando llegaron al departamento encontraron a Solange muerta a puñaladas, en bombacha y musculosa. Según las pericias, la habían sorprendido durmiendo y la acuchillaron cruelmente.

La principal sospecha que había contra Lucila era la hora, porque según uno de los peritos forenses, la chica había sido asesinada durante la madrugada.

Sin embargo, el 12 de julio del 2011 el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro dictó la absolución de la joven, al sostener que las pruebas que se habían recolectado en la investigación eran endebles y no servían para condenar a la acusada. En un extenso análisis de 168 fojas, los magistrados derrumbaron uno a uno los indicios que llevaron a la fiscalía a acusar a la joven y plantearon que el homicidio tuvo que haber ocurrido después de las 8, cuando Frend ya había abandonado la casa.

“Ante este cuadro probatorio es al menos antojadizo catalogar a la imputada de psicópata, o que ha sido mendaz o que haya realizado maniobras de encubrimiento del hecho o intentado desviar la investigación como sostiene la acusación.”

Los jueces también fustigaron la investigación del fiscal y los dichos de su testigo central, el médico Eugenio Aranda, el primero en llegar al lugar de los hechos.

Compartir: 

Twitter
 

Lucila Frend vive ahora con su novio, en Barcelona.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.