SOCIEDAD › ACLARACIóN DEL ABOGADO DE GARCíA

Una cita a destiempo

El abogado del locutor Pablo García, quien el domingo de la semana pasada atropelló y mató a un vigilador que iba en bicicleta por la autopista Panamericana, aseguró que el juez de Faltas bonaerense que inhabilitó el lunes a su asistido por no presentarse a declarar sabía que tenía otra audiencia ese día a la misma hora en la fiscalía de Pilar.

La causa administrativa, que no tiene relación con la causa penal por la muerte del ciclista, se originó a raíz de la infracción de tránsito que se le labró a García (28) cuando la Policía Vial comprobó que conducía con exceso de alcohol.

“El juez de faltas recibe el expediente penal el 22, viernes, toma conocimiento de que mi asistido estaba citado para el 25 a la mañana a la fiscalía y lo cita el 25 a la mañana para que se presente. La notificación llega el viernes a la noche y no tuvo tiempo de presentarse ni de presentar un pedido de prórroga”, explicó el abogado Adrián Albor.

“Sumado a esto –agregó el letrado– estaban todos los medios esperando la llegada, lo que está demostrando que hay una cuestión que se está buscando, que excede la de hacer justicia. El juez sabía que mi asistido a la misma hora en que lo estaba citando tenía que estar en otro lado, y el mismo día dicta sentencia.”

Asimismo explicó que García no realizará declaraciones públicas “sin hablar antes con la fiscal” para “respetar el dolor de los familiares de la víctima”. “Hay mucha información que se ha venido dando por los medios que cuanto menos es errónea, hay mucha información que es falsa y que lo único que busca evidentemente es profundizar un proceso de demonización sobre Pablo García”, expresó el defensor. “Hoy por hoy –añadió– todavía hay gente que cree que llevó al fallecido 17 kilómetros sobre el capot, que le tuvieron que decir que tenía un muerto en el capot... todo esto está desmentido en el expediente.”

“Quiero ser cauteloso, mi asistido no la está pasando bien, pero lo cierto es que hay una familia que ha enterrado a una persona. Quizá no es el momento para que nosotros empecemos a hablar de responsabilidad ni a poner el foco en cuál de las fuentes de riesgo ocasionó la muerte del fallecido, es algo antipático; la familia aún está llorando”, dijo Albor.

El letrado admitió que la estrategia de defensa parte de la premisa de que García “tenía un exceso de alcohol en sangre”, aunque explicó que en el derecho penal hay un principio de “supresión hipotética de los riesgos cuando media un resultado no buscado y median diversas fuentes de riesgo”. “El juez debe analizar cuál de ellas determina el resultado, preguntarse qué habría pasado si Pablo García no hubiera tenido exceso de alcohol, si se hubiese evitado el desenlace, o si el señor hubiese llevado casco o qué hubiese pasado si no se hubiese violado la prohibición de circular por autopista en bicicleta”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.