SOCIEDAD › DETIENEN A UN SEGUNDO SOSPECHOSO POR LA MUERTE DE KAREN, AUNQUE FALTA SABER QUIEN EFECTUO EL DISPARO

Un caso “prácticamente esclarecido” en Junín

Un joven de 23 años apresado en Villa Mercedes, San Luis, se suma al detenido de 17 años. Algunos medios difundieron el video del asalto fatal. Tras las acusaciones del intendente Meoni, Casal negó que los disturbios fueran originados en un “hecho político”.

 Por Carlos Rodríguez

Desde Junín

En Villa Mercedes, San Luis, a más de 900 kilómetros de esta ciudad, fue detenido Juan Carlos Ledesma (23), señalado como “el principal sospechoso” del homicidio de Karen Campos (17), según lo que dijo ayer aquí el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, quien consideró que el caso “estaría prácticamente esclarecido”. Esta es la segunda detención con relación al homicidio de Karen. El supuesto coautor del hecho es el joven de 17 años que había sido apresado con anterioridad. A pesar de los dichos de Casal, sigue la controversia respecto de quién hizo el disparo fatal. La clave pasa por identificar al que llevaba puesta una campera de color negro que fue secuestrada durante una decena de allanamientos que se hicieron en Junín. En un video, que al parecer muestra a Karen cuando intenta defenderse del asalto al kiosco “Carlitos” usando una pistola eléctrica tipo picana, el autor de la muerte aparece vistiendo una prenda de ese color. Ayer se reunieron en esta ciudad el ministro Casal y el intendente de Junín, Mario Meoni, quienes por separado coincidieron en que hubo “infiltrados” en los graves incidentes ocurridos el fin de semana. Mientras Casal rechazó que se tratara de un hecho “político”, Meoni insistió en esa posibilidad, aunque esta vez eludió asignarle alguna identificación política expresa. Antes había hablado de “militantes de La Cámpora y la JP” locales, aunque en el ámbito de la ciudad de Junín no se descarta algún conflicto interno (ver nota aparte).

Cerca de la una de la madrugada de ayer, luego de obtener una serie de datos en esta ciudad, partió hacia la provincia puntana una delegación encabezada por el fiscal del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, José Alvite Galante, y el subjefe de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Junín, Enrique Romero. En Villa Mercedes se realizaron varios operativos en conjunto con la policía de San Luis. La detención se logró antes de las 9 de la mañana. Ledesma, que vive en Junín igual que el otro detenido, fue sorprendido mientras dormía en la casa de una hermana suya afincada en aquella ciudad. Para poder actuar en esa provincia, se envió un exhorto al Juzgado de Instrucción 2 de Villa Mercedes, a cargo de Leandro Astrada. El fiscal Galante y el jefe policial Romero fueron acompañados por Matías Noberasco, del Cuerpo de Instructores para Apoyo de Investigaciones Complejas y Bernardo Marafucci, auxiliar letrado del Juzgado de Garantías 2 de Junín, a cargo de Marisa Muñoz Saggesse.

En el informe de la fiscalía de Junín sobre la nueva detención, se hizo saber que los funcionarios policiales y judiciales que viajaron a San Luis estaban ayer realizando los trámites para el traslado de Ledesma a esta ciudad. En Villa Mercedes, los operativos fueron conducidos por el comisario mayor Gabriel Duva, de la Jefatura de Investigaciones de San Luis. La detención de Ledesma se concretó en el barrio Jardín del Sur. Cuando los policías lo despertaron y le pidieron que se identificara, dijo tener otro nombre y otro apellido y negó relación con el caso. Una vez confirmada su identidad, se entregó sin resistencia alguna. Al menos tres personas, entre clientes ocasionales y empleados del kiosco, estarían en condiciones de determinar, en rueda de personas, cuál de los dos detenidos es el que efectuó el disparo.

En un video registrado por las cámaras de seguridad del kiosco Carlitos, que fue difundido por América 24 y subido a la página web del diario Clarín –después la Justicia ordenó que lo sacaran de circulación– se puede ver cómo un joven vestido con una campera negra pasa detrás del mostrador y amenaza con un arma a Karen Campos, a su compañera de trabajo, Pamela Bellomo, y a una tercera persona. María, la mamá de Karen, quien se encontraba dentro del negocio, trató de reanimar a su hija, ya tirada en el piso. En el audio se escuchan gritos desgarradores de la mujer. Cuando entra el joven armado con una pistola calibre 32, una de las chicas le dice: “Llevátelo todo”, en alusión al dinero que había en la caja, que había sido abierta por el asaltante.

El disparo se produjo luego de que una de las empleadas –aunque la escena es algo confusa, se piensa que es Karen– intenta amedrentarlo disparando una pistola eléctrica. El elemento se ve con claridad en el video y hasta se observa el halo que dejó en el aire el golpe de electricidad que se produjo al gatillar el artefacto. El impacto eléctrico ni siquiera roza al joven, que dispara y escapa. Los fiscales dicen que hay tres testimonios que serían fundamentales para la causa. Lo que no se aclaró es si la detención de Ledesma se produjo por esas declaraciones o por otros datos reunidos en los allanamientos realizados entre el domingo y el lunes en distintos domicilios de Junín.

Ayer, durante su visita, el ministro Ricardo Casal sostuvo que Ledesma es “el principal sospechoso” del homicidio de Karen. Luego del anuncio, Casal dijo que el lunes “a la noche” crearon un equipo especial de trabajo en materia de narcotráfico, para investigaciones y prevención, que va a estar “exclusivamente a disposición de la fiscalía de Junín”. Como se sabe, los vecinos del barrio donde vivía Karen aseguran que los que “roban y matan” son jóvenes que actúan “bajo los efectos de las drogas”.

Casal dijo que el objetivo es “recobrar la confianza de la ciudadanía en la Justicia y la seguridad”. Sobre la violenta represión policial del domingo, luego de los primeros incidentes en la Plaza Sarmiento, Casal aseguró que el personal que actuó allí “está siendo investigado desde el mismo momento en el que empezaron los episodios”. La cuestión está a cargo de una delegación de Asuntos Internos que “ya está trabajando en Junín”. Se refiere a los hechos violentos que incluyeron el ataque de un sector de los manifestantes contra la sede de la comisaría segunda.

Cuando se le preguntó al ministro “quién dio la orden de reprimir”, respondió que ésa es “una de las cuestiones que está investigando Asuntos Internos”. Estimó que hoy mismo podría llegar a sus manos la información que le permitiría “aplicar las sanciones que correspondan por los excesos”. Insistió en que “hay que tener en cuenta que un grupo minúsculo se dedicó a crear el caos, porque nadie que venga a protestar y reclamar justicia por el asesinato incalificable de una joven de 17 años viene portando veinte bombas Molotov de litro y medio y piedras de más de un kilo” de peso.

Casal eludió hacer un “análisis político” de las posibles causas de los hechos de violencia. Sólo reiteró que se trató de un grupo de “ha planificado el caos” y que atacó a “instituciones emblemáticas de Junín, como la municipalidad, la biblioteca, el Banco Provincia y la comisaría”. Aseguró que “si pertenecen a un grupo político o no, no es de nuestra incumbencia. Eso le corresponde a la Justicia, que determinará quiénes fueron los autores”. Opinó que el “problema central de la inseguridad es la cantidad de armas que hay en circulación y que muchas personas utilizan para dirimir cuestiones personales, o para salir a robar y matar”.

El intendente radical Mario Meoni, que sólo habló con medios locales y con algunas radios nacionales –Página/12 le solicitó una entrevista sin que hasta el momento se haya recibido ninguna respuesta, ni positiva ni negativa, a pesar de la insistencia– consideró también que el asesinato de Karen Campos “está cerca de quedar esclarecido”. Admitió como posible que haya habido “infiltrados en la marcha para sembrar el caos”, pero pidió a los periodistas locales “no politizar más este tema”. De todos modos, sostuvo que entre los manifestantes había personas a las que pudo identificar en las filmaciones televisivas “como militantes de un partido político y en algunos casos miembros de una cooperativa, pero no quiero poner nombres ni embarcarlos en nada”. En declaraciones a una radio porteña, había hablado antes, en forma concreta, de La Cámpora y la JP. Y luego admitió, ante una pregunta, que “todo es posible” y, por lo tanto, no descartó que “se haya buscado un distrito que no esté gobernado por un dirigente cercano al gobierno nacional, para que sucedan estas cosas”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, replicó que Meoni hace “especulaciones políticas con la muerte de la adolescente de 17 años”. “No es viable empezar a hacer especulaciones políticas”, sostuvo y, en esa línea, alertó que “no se puede tratar de generar un hecho político de un hecho tan lamentable como es la muerte de una adolescente de 17 años en un asalto”. “No le corresponde al intendente hacer eso”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

De la ciudad de Junín partió una delegación para detener en la provincia de San Luis al segundo sospechoso del homicidio.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.