SOCIEDAD › POLEMICA POR UN AFICHE QUE NATURALIZA EL ACOSO EN LOS COLECTIVOS

Final para un aviso sexista

Una empresa cervecera lanzó el miércoles una publicidad callejera que toma en broma una situación de violencia de género. En las redes sociales llovieron las críticas y la firma decidió retirar la pieza. Dijo que se había interpretado de manera “alternativa”.

La empresa removió el afiche porque “entendemos que podría ofender, molestar e incomodar”.

La empresa cervecera Schneider retiró los afiches de una campaña en la vía pública que decía “Perdón por buscar el roce arriba del bondi” ante el fuerte repudio que cosecharon en las redes sociales, por ser considerados sexistas y naturalizar la violencia de género. Desde la compañía se disculparon y esgrimieron que el inconveniente residió en la interpretación “alternativa” dada por las personas que se quejaron.

La polémica se suscitó por un afiche de Schneider con la leyenda “Perdón por buscar el roce arriba del bondi”, que podía verse el miércoles en las paradas de colectivos porteñas. Las expresiones de rechazo se canalizaron principalmente a través de la página de Facebook “Repudio a la campaña en vía pública cerveza Schneider” que entre miércoles y jueves tuvo casi cuatro mil adhesiones, donde los usuarios criticaron el aviso.

“La campaña presenta el acoso como algo simpático. ‘El roce en el bondi’ es ‘apoyar’, y está penado. Mientras en el país crece la violencia de género, publicistas irresponsables naturalizan situaciones sexistas. El sexismo mata. No seas cómplice”, dicen los creadores de la página contra el aviso.

La empresa decidió disculparse por el mismo medio y sugirió que el inconveniente residió no en la campaña misma sino en la interpretación “alternativa” dada por las personas que se quejaron. “El equipo de trabajo de Schneider está integrado tanto por hombres como por mujeres y lamentamos que el objetivo humorístico de la campaña haya sido interpretado de una forma alternativa. Sin embargo, decidimos remover esta pieza en particular ya que entendemos que podría ofender, molestar e incomodar”, dice la página de la empresa Schneider.

La agencia publicitaria, por su parte, también ensayó una suerte de justificación al afirmar que “desde Ogilvy and Mather Argentina repudiamos cualquier tipo de violencia al género femenino”. “La intención comunicacional de la campaña siempre estuvo puesta en la inmadurez de los hombres, pidiendo perdón por ello”, explicaron.

Por su parte, el interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), Pedro Mouratian, denunció que el aviso “banaliza una práctica denigrante hacia las mujeres, como lo es el acoso sexual que se ejerce en el transporte público, que sin dudas constituye discriminación y violencia contra ellas, en transgresión a diferentes leyes y tratados internacionales”.

“Esta publicidad es un muestrario, un exponente típico de violencia simbólica en cuanto cronifica a las mujeres en el estereotipo de la pasividad mientras que te apoyan, mientras que el hombre, para serlo, tiene que tener este tipo de conductas”, sostuvo Perla Prigoshin, presidenta de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (Consavig).

El afiche es una nueva entrega de la campaña publicitaria “Perdón”, que ya había suscitado críticas por incluir mensajes como “Perdón por pensar que un ‘No’ es un ‘Sí’” en un aviso televisivo en el que se que muestra a un joven llevando a una chica a un albergue transitorio contra su voluntad.

A fines de noviembre de 2011, el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión ya había emitido un informe negativo sobre los avisos televisivos “Segunda” y “Hermana” creados también por la agencia Ogilvy para la cerveza Schneider, lo que motivó que la empresa los retirara rápidamente del aire.

En uno de los avisos cuestionados, un joven charla en un boliche con una chica acompañada a su vez por una amiga “fea” y consigue que uno de sus amigos, en un gesto que se presenta como solidario y sacrificado, se quede en el grupo y lo acompañe. En el otro se destaca la solidaridad de un chico que “ofrece” a su hermana como estímulo para que un amigo no emigre.

“Lo que están haciendo ahora es peor todavía porque aquellos avisos no tenían la connotación de violencia que tiene éste”, aseguró Myriam Pelazas, coordinadora del Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión.

La organización contra el acoso callejero Atrévete Buenos Aires también repudió el afiche y exhortó a no dejar pasar estas situaciones al preguntar qué sigue después: “¿Perdón por violarte?”. “El problema con esta campaña publicitaria es que justifica el abuso sexual: pretende que el frotismo, un abuso sexual, penado, es sólo diversión”, dijo la asociación en su página web.

“Seamos honestas: el problema es con todo el concepto de la campaña de ‘Perdón’, donde se iguala el no lavado de manos con la violación (perdón por asumir que un ‘no’ es un ‘sí’ encubierto), y llevar la camisa abierta con el acoso callejero (en este caso llamado ‘piropo’)”, concluyeron.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.