SOCIEDAD › EL ASESINATO DE UNA PROSTITUTA

Letras que dicen mucho

El crimen de una prostituta de Mar del Plata que durante seis años había sido adjudicado al supuesto asesino serial bautizado como “El loco de la ruta”, llegó a juicio oral con un único acusado: un hombre de 45 años, concubino de la mujer en el momento de su desaparición y padre de sus cinco hijos, quien quedó vinculado al homicidio por su caligrafía.
El cadáver de María Esther Amaro apareció desnudo y con la palabra “puta” tajeada en la espalda, al costado de la ruta 55 a fines de 1996. Sin embargo, su ex concubino, el criador de cerdos Guillermo Moreno, recién fue detenido el año pasado cuando una pericia caligráfica determinó que la letra con la que se escribió esa palabra coincidía con la del hombre.
Hasta ese momento, el crimen de la prostituta de 35 años era adjudicado al famoso “loco de la ruta”, al que durante años se acusó de una serie de crímenes de trabajadoras sexuales ocurridos en Mar del Plata, pero que luego se comprobó que era un personaje inventado por la policía, y al menos diez efectivos marplatenses terminaron detenidos. A pesar de esto, el abogado defensor de Moreno ayer intentó reflotar el mito, mientras que su cliente, que se negó a declarar ante el tribunal que lo juzga, rechazó su participación en el crimen ante la prensa.
Amaro fue vista por última vez el 28 de noviembre de 1996 cuando ascendía a un Ford Galaxy en la zona roja del barrio La Perla y apareció muerta al día siguiente.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.