SOCIEDAD › ABRE DESPUES DE 10 AÑOS PARA UN FESTIVAL CULTURAL

Harrod’s, gran tienda de arte

El edificio será la sede principal de Estudio Abierto, una mega muestra artística que se realiza en la zona de Retiro. Durante diez días, a partir de mañana, podrá ser visitado por el público.

 Por Eduardo Videla

Después de una década, las grandes tiendas Harrod’s podrán ser visitadas por el público a partir de mañana y durante diez días. No habrá vestidos ni lencería sino una muestra artística que abarcará casi la mitad del edificio que ocupa toda la manzana, con entrada por Córdoba y San Martín, frente a las Galerías Pacífico. En una suerte de avant premier de la reapertura comercial, prevista para setiembre de este año, se abre mañana en el tradicional edificio la sexta edición de Estudio Abierto, un festival artístico multidisciplinario que estará dedicado esta vez a la zona de Retiro y se desarrollará hasta el domingo 6 de julio. En un recorrido de tres pisos, las obras de artistas argentinos y extranjeros están distribuidas en clásico escenario, con piso de parquet y columnas revestidas en madera o espejos. La actividad no se limita a las ex tiendas: también podrán visitarse galerías y ateliers de artistas de la zona, y otros centros característicos del barrio.
Los elegantes cuartos de madera, con puertas de vidrio esmerilado, donde funcionó la Peluquería de Damas, en el segundo piso, se perfilan como un hito en la recorrida: allí funcionará la cafetería de la muestra y habrá una réplica del clásico Papá Noel de Harrod’s; solo que en lugar del viejito barbado estará el esqueleto que protagonizó la ópera Bomarzo. Los mostradores vidriados con cajoneras, donde en los tiempos de las grandes tiendas se exhibía la lencería, ahora serán utilizados como mesas de informes. Y el majestuoso Salón de Té del tercer piso, donde las arañas de alabastro se cuentan por decenas, será en sí mismo protagonista de la muestra: los artistas Marta Calí y Oscar Carballo prepararon una instalación con luces tenues y una banda sonora evocativa de los tiempos de gloria de las grandes tiendas. “Y no quieren ni que se limpie el piso, para que queden en el polvo las huellas de la gente que visita el salón”, dice Marcelo Grosman, uno de los directores de Estudio Abierto.
En uno de los ejes del edificio hay un gran hueco que une los tres pisos y tiene como sombrero una inmensa claraboya. Ese espacio vacante también servirá de soporte para una de las obras, la del chileno Carlos Montes de Oca, una serie de carpas colgantes, iluminadas, que sugieren una ciudad flotante.
Harrod’s será el escenario para el denominado Espacio Proyecto, el lugar donde se concentran las actividades de Estudio Abierto, un espacio para muestras de artes plásticas, instalaciones, audiovisuales y música. Hasta ahora se habían elegido galpones, con ambientes no mayores a los 3000 metros cuadrados. En esta ocasión, se utilizarán 17.000, casi la mitad del edificio de planta baja y tres pisos. “El objetivo de Estudio Abierto es generar nuevos públicos para el circuito del arte, convocando a gente que no tiene información previa sobre artistas consagrados, como León Ferrari o Alfredo Orior, que participan de la muestra”, dijo a Página/12 el secretario de Cultura porteño, Jorge Telerman.
La elección del edificio de las grandes tiendas, construido en 1914, fue el resultado de un acuerdo de conveniencia mutua: los organizadores consiguieron un lugar amplio y emblemático, característico del barrio, y para los dueños –el grupo encabezado por el empresario Atilio Gibertoni-resulta un buen espaldarazo con vistas a la reinauguración, prevista para setiembre.
El edificio está en plena obra de remodelación, pero el espacio que ocupará Estudio Abierto aún no ha sido refaccionado: está como lo dejaron sus últimos moradores y por eso la pintura del techo está descascarada, las paredes se ven resquebrajadas y al piso le falta pulido y varias manos de cera.
Retiro también tiene una carga simbólica para el mundo del arte: a las tradicionales galerías Witcomb y Van Riel, se sumó en los ‘60 el Instituto Di Tella, con sus expresiones de vanguardia, luego contagiadas al Instituto Goethe y al Centro de Arte y Comunicación, en los ‘70. Filo,Ruth Benzacar, Alberto Sendrós y la Fundación Klemm son otros hitos del arte que podrán ser visitados en distintos recorridos.
Como en anteriores ediciones, los ateliers de los artistas estarán abiertos a las miradas y preguntas del público. Como el estudio de Margarita Paksa, en la calle San Martín, o el de Gabriel Valansi, sobre Viamonte, donde pueden verse prototipos de obras que están exhibidas en el Estudio Proyecto: un mural animado formado por la superposición de 14 imágenes de bombardeos, tomadas de la CNN.
En su última edición, pasaron por Estudio Abierto –en Monserrat y San Telmo– unas cuarenta mil personas. Para esta ocasión –la primera en la que se incorporan los días hábiles– se espera un nuevo record: justamente esa zona es más transitada de lunes a viernes que en los fines de semana. La movida se extiende a otros escenarios: desde la Estación Mitre de Retiro y la Torre de los Ingleses, hasta el Goethe, el British Ars Center el Centro Cultural Borges y la Alianza Francesa.

Compartir: 

Twitter
 

Las grandes tiendas Harrod’s, sede principal de la sexta edición de Estudio Abierto.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.