SOCIEDAD

Kirchner e Ibarra, unidos en contra de la mano dura

El Presidente y el jefe de Gobierno porteño compartieron un acto en el que la ciudad donó 58 patrulleros a la Federal. Kirchner apoyó la política de seguridad de Ibarra y criticó a quienes buscan “rédito político” con la inseguridad.

En el acto de entrega de 58 patrulleros a la Policía Federal, el presidente Néstor Kirchner y el jefe del Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, criticaron a los mentores de la “mano dura” como salida para enfrentar el problema de la seguridad. Kirchner cuestionó a los que “viven solapados y agazapados, esperando que algún policía tenga que sufrir los ataques demenciales de la delincuencia para obtener algún rédito político”. El Presidente reconoció su “respaldo claro e institucional” a la política de Ibarra en materia de seguridad. Ibarra, por su parte, sostuvo que “no sólo se invierte en seguridad” equipando a la Federal, sino también “poniendo recursos en la educación, en planes de asistencia social o teniendo bien equipados a los hospitales”. Al margen del acto, la Nación y el Gobierno porteño anunciarán en breve un convenio para destinar mayores recursos presupuestarios tendientes a reforzar la prevención del delito en distintos barrios de la Capital Federal.
El programa, denominado Contratos de Seguridad Local, comenzará a aplicarse en el barrio de Abasto y seguirá luego en otras zonas de la ciudad. En el Abasto, la necesidad obedece al incremento del flujo turístico, lo que llevó a los comerciantes de la zona a pedir refuerzos en materia de seguridad. El acuerdo entre el Gobierno porteño y el Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de Gustavo Beliz, toma como base el año y medio de trabajo realizado por la Subsecretaría de Política Criminal, en la que sigue al frente Mariano Ciafardini. Los datos producidos por la subsecretaría establecieron pautas de prevención del delito que serán volcadas en los Contratos de Seguridad Local, que serán solventados con un aumento del presupuesto y con el pago de adicionales de seguridad.
En la entrega de patrulleros, Kirchner destacó como “un hecho central y esencial de responsabilidad” el haber dotado de nuevos móviles a la Federal. En el acto realizado en la Costanera Sur, frente a la Fuente de las Nereidas, el Presidente sostuvo que el gesto tiene relación “con la responsabilidad política de las instituciones para comprender este drama que aqueja a todos los argentinos”, aludiendo a la seguridad.
En ese punto cuestionó a los que especulan con el crecimiento de la delincuencia, al afirmar que “es lamentable de por sí que estén esperando este tipo de acciones, en vez de generar las solidaridades necesarias para que nuestros agentes tengan la solidaridad permanente de la población, en la búsqueda de la seguridad dentro del Estado de derecho, que es lo que queremos todos los argentinos”. El jefe del Estado se manifestó “contento” por la actitud de Ibarra, que calificó de “responsable y generosa por demás”. Resaltó la decisión del jefe de Gobierno de “aportar, con inversión y realidades concretas, los instrumentos que garantizan la seguridad cotidiana de todos los habitantes” de la ciudad.
Por su parte, Ibarra destacó el “esfuerzo colectivo” entre la Nación y la Ciudad para enfrentar el tema de la seguridad, uno de los que más preocupa a la ciudadanía y que “tiene que ser encarado colectivamente”.
El jefe de Gobierno remarcó que “la seguridad no es solamente un tema policial, sino que requiere de políticas integrales, que son las que dan resultados permanentes y sostenidos”. En el acto estuvieron el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el ministro de Justicia, Gustavo Beliz, y el subjefe de la Federal, comisario Eduardo Prados.
“No sólo invertimos en seguridad cuando equipamos a la Policía Federal, también lo hacemos cuando ponemos recursos en la educación, en planes de asistencia social, cuando tenemos a los hospitales funcionando y bien equipados y generamos estímulo para que haya mayor oferta de empleo”. Dijo que su gobierno desconfía de “los atajos que se plantean a través de frases efectistas que suelen caer en posiciones autoritarias” y que trabaja “con el mayor control, la mayor prevención, el mejor equipamiento y con las políticas sociales”.
Ibarra agradeció la presencia de Kirchner, de quien resaltó que nunca ha dicho “una sola palabra con propuestas fáciles o efectistas para problemas tan complejos como la seguridad”. Por el contrario, “siempre expresó queno había que criminalizar la protesta social y que era importante la inclusión para mejorar la seguridad”. En otro orden, Ibarra aseguró que hubo en la Ciudad “un descenso en los índices en algunos de delitos, cuando en otras partes crecen en forma preocupante”. En ese sentido propició “el control y la presencia policial en la calle, así como la prevención, porque produce resultados que ya estamos viendo”.

Compartir: 

Twitter
 

Aníbal Ibarra entregó a la Policía Federal patrulleros comprados con el presupuesto porteño.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.