SOCIEDAD › LA EXPLOSIóN DE UN CAMIóN CISTERNA PROVOCó 24 MUERTOS

Una tragedia en México

Un camión que llevaba gas estalló tras un accidente y la onda expansiva arrasó con el barrio aledaño a la autopista. Hay 36 heridos, 15 vehículos calcinados y unas 40 casas destruidas.

Después de impactar contra el muro de contención de una autopista, un camión que transportaba gas por las afueras de la Ciudad de México volcó y provocó una explosión con una onda expansiva de 500 metros por la que murieron 24 personas y otras 36 resultaron heridas. El accidente ocurrió en la madrugada de ayer a la altura del municipio de Ecatepec, al noreste de la capital mexicana.

El secretario de gobierno del Estado de México, Efrén Rojas Dávila, indicó en conferencia de prensa que entre los fallecidos se encuentran diez menores de edad, a la vez que remarcó que concluyó la búsqueda de cuerpos en el lugar, por lo que ya no encontrarían más víctimas fatales.

La primera cifra la dio Miguel Angel Contreras, procurador del Estado de México, donde se registró el accidente. El fiscal dijo que hasta el momento había “un saldo de veinte personas que perdieron la vida”. Horas más tarde, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes elevaba el número de muertos a 23. De ellos, 16 fueron hallados dentro de una casa de tres pisos ubicada al costado derecho de la autopista, en dirección a la capital; otros cuatro cadáveres fueron rescatados en una vivienda del lado contrario.

Entre los 36 heridos, con quemaduras de primer y segundo grado, hay ocho niños de entre 8 meses y 15 años, además de un hombre de 74 años, de acuerdo con un listado difundido por el gobierno. Trece de los heridos se encontraban ayer en estado grave internados en hospitales del Distrito Federal y del Estado de México.

Por su parte, el conductor del vehículo accidentado logró sobrevivir y está “detenido en un hospital donde recibe atención médica”, dijo Salvador Neme, secretario de Seguridad Ciudadana del Estado de México. La estatal Petróleos Mexicanos, Pemex, detalló que el vehículo es propiedad de la compañía mexicana Termogas.

La explosión ocurrió poco antes de las 5.30, hora local, en el kilómetro 14 de la autopista que une Ciudad de México con la ciudad de Pachuca –estado de Hidalgo–, a una hora en la que esta vía suele estar muy transitada por trabajadores que se dirigen a la capital mexicana.

El estallido tuvo lugar al paso de la autopista por la humilde comunidad San Pedro Xalostoc, del municipio de Ecatepec, al noreste del área metropolitana de la Ciudad de México. En esa zona, más de 40 casas resultaron afectadas por la explosión y algunas de ellas quedaron prácticamente en ruinas, mientras que 15 vehículos quedaron calcinados.

Al hacer explosión el combustible que portaba, el segundo remolque del camión se salió de la autopista y fue encontrado a 25 metros en el patio de una de las precarias vivendas dañadas. “Cuando escuché el tronar, salí corriendo a resguardarme en calles aledañas. Vi la casa de mis familiares en llamas y después regresé y vi a los forenses sacando los cuerpos de mis familiares”, contó Humberto Zedillo, de 45 años y primo del padre fallecido, quien según él era obrero.

Los equipos de rescate, en los que participaron personal de la Policía Federal y del Ejército con la ayuda de tres helicópteros, trabajaron en la comunidad en busca de las víctimas bajo los escombros.

A su vez, tras casi cinco horas cerrada por completo, las autoridades empezaron a habilitar carriles de la autopista para despejar la circulación en dirección a la capital.

El presidente Enrique Peña Nieto transmitió sus condolencias a los familiares de las víctimas y ordenó que se revisaran las condiciones de seguridad de las viviendas que fueron levantadas en ese punto cercano de la autopista.

Más de 24.000 personas mueren cada año en México por accidentes de tránsito, según cifras oficiales. Especialistas alertaron el riesgo que implica el tránsito de camiones con carga peligrosa en este país.

Un total de 1199 colisiones en las que estuvieron involucrados vehículos con materiales y residuos peligrosos se registraron en México entre 2006 y 2009. En esos accidentes fallecieron 196 personas, fueron heridas 838 más y sus costos materiales ascendieron a 17,8 millones de dólares, según un estudio del oficial Instituto Mexicano del Transporte difundido el año pasado.

El 31 de enero pasado, 37 personas murieron y más de 120 resultaron heridas por una enorme explosión en la sede de Pemex en la capital mexicana que las autoridades atribuyeron a una acumulación de gases.

Compartir: 

Twitter
 

El accidente ocurrió en las afueras de la Ciudad de México, en el municipio de Ecatepec.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.