SOCIEDAD › IMPULSAN UNA LEY PARA PENAR EL CONTACTO POR LA WEB CON MENORES, CON FINES SEXUALES

Campaña contra el ciberacoso

Más de 150 mil personas respaldaron un proyecto de ley que tiene media sanción del Senado para sancionar a quienes se vinculen con menores por Internet con fines sexuales. Los casos suelen terminar con chantajes a las víctimas.

Una madre de una nena de 13 años de Cipolletti, Río Negro, que fue víctima de acoso sexual por Internet, también llamado grooming o ciberacoso, juntó más de 150 mil firmas para respaldar el tratamiento y la sanción de un proyecto de ley que establece penas de 6 meses a 4 años para las personas que se conecten vía la web con menores para fines sexuales. El proyecto modificatorio del Código Penal ya tuvo media sanción en el Senado y será discutido en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados el próximo martes. La iniciativa perderá estado parlamentario si no se trata en la Cámara baja antes de octubre. La figura no existe en la legislación penal y sólo en algunos casos los jueces han logrado dictar condenas por “exhibiciones obscenas” o “extorsión”.

“El reclamo se extiende por todo el país, aunque no hay registros oficiales de la cantidad de casos de grooming porque muchas personas se resisten a hacer la denuncia o directamente no encuentran eco en la Justicia, porque no está reconocido como delito. No queremos que se llegue a situaciones tan dramáticas como las ocurridas en otros países, donde se registraron casos de suicidio de adolescentes, cuyas vidas se habían convertido en un calvario por el acoso sexual permanente, a través de Internet”, sostuvo Rosa Castro, madre de una víctima de 13 años e impulsora de la medida.

Uno de los proyectos, elaborado por la senadora María Higonet (FpV-La Pampa) y aprobado por el Senado en noviembre de 2011, plantea agregar como artículo 128 bis del Código Penal el siguiente: “Será reprimido con prisión de seis meses a cuatro años el que, por intermedio de identidad falsa, mediante la utilización de cualquier medio electrónico, cometiere acciones destinadas a ejercer influencia sobre un menor para que éste realice, a través del mismo medio, actividades sexuales explícitas o actos con connotación sexual”.

En tanto que la pena será de dos a seis años “cuando el material pornográfico obtenido a través de la conducta anterior sea utilizado para obligar al menor a hacer o no hacer algo en contra de su voluntad”.

Por otra parte, la diputada Nancy González (FpV-Chubut) también presentó un proyecto a fines de abril de este año para incorporar como artículo 131 del Código Penal el siguiente: “Será penado con prisión de uno a seis años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

El grooming es un proceso que puede durar semanas o meses y que suele pasar por distintas fases. En un primer momento, el adulto procede a elaborar lazos emocionales con el menor, normalmente simulando ser otro niño o niña. De esta forma, obtiene datos personales y de contacto de él. Luego, con tácticas como la seducción, la provocación o el envío de imágenes de contenido pornográfico, consigue finalmente que él o ella se desnude o realice actos de naturaleza sexual frente a la webcam o envíe fotos de igual tipo. Entonces se inicia el ciberacoso, con chantajes a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el menor para abusar sexualmente de él o ella.

Rosa Castro, la impulsora de la campaña, consideró que “todavía hay desconocimiento sobre la gravedad del problema” y agregó que “falta una autoridad que regule los contenidos y los usos de las redes sociales de Internet, para evitar las diversas formas de acoso sexual”. “En el caso de mi hija, logramos que la Justicia lo encuadrara como exhibiciones obscenas, y aunque la pena es de un año de prisión en suspenso, sienta un precedente”, explicó.

P. F., el hombre de 39 años que fue condenado, se contactó con la hija de Castro vía chat haciéndose pasar por un adolescente de 14 años y, tras conectarse por videocámara, se masturbó frente a ella.

“Ahora nuestras expectativas están puestas en el plenario de comisiones del próximo 28 de mayo, en la Cámara de Diputados, para que el proyecto que ya tuvo media sanción en el Senado tenga dictamen favorable y pase a tratamiento y aprobación. Creo que la Argentina se merece una legislación de avanzada en este tema, como ya las hay en otros países, para que el uso de la tecnología no sea una amenaza”, comentó.

El 20 de marzo pasado se conoció otro caso similar, cuando un profesor de una escuela de fútbol infantil fue detenido en Lomas de Zamora acusado de “corrupción de menores”, a raíz de la denuncia de la madre de una nena de 12 años a quien le exigía que le enviara fotos de ella desnuda a través de Facebook. El hombre había abierto un par de perfiles falsos en la red social a través de los que simulaba ser otras dos chicas de la misma edad que su víctima. En octubre de 2012 trascendió el caso de Amanda Michelle Todd, de 15 años, cuyo suicidio en Canadá se atribuyó al ciberacoso del que fue víctima a través de Facebook.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Corbis
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.