SOCIEDAD › SANCIONARON LA LEY QUE PERMITE EN INGLATERRA Y GALES EL CASAMIENTO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO

Matrimonio igualitario, a good idea

La reina Isabel II firmó la sanción de la ley que transformó a Inglaterra y Gales en el 16º territorio que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo en el mundo. La ley no provocó mucha polémica en la sociedad, que ya la había apoyado en su mayoría.

El matrimonio igualitario se convirtió ayer en ley en Inglaterra y Gales después de que la reina Isabel II firmara la sanción de la iniciativa aprobada el lunes por la Cámara de los Lores y en mayo por la Cámara de los Comunes. De esta forma, ya son 16 los países que legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo. Organizaciones por la diversidad sexual celebraron la noticia y destacaron que la ley argentina es una realidad desde hace tres años.

“Después de un largo proceso parlamentario, el matrimonio gay se convirtió en ley esta noche, algo de lo que creo podemos sentirnos orgullosos como país”, afirmó, en su cuenta de Twitter, el primer ministro británico David Cameron, impulsor de la ley, a pesar de la resistencia de algunos miembros del Partido Conservador, que él integra.

La ley también tuvo críticas de la Iglesia Anglicana, la más fuerte en el Reino Unido, que quedó excluida por la norma para celebrar bodas entre personas del mismo sexo. Más allá de esto, el texto casi no provocó debates en la opinión pública, mayoritariamente favorable.

La Cámara de los Comunes dio su visto bueno en mayo y el lunes pasado fue el turno de los Lores, que respaldaron el proyecto. Los líderes de los principales partidos, incluyendo Cameron, apoyaron la iniciativa, aunque dieron libertad de acción a sus parlamentarios. Los diputados decidieron no oponerse a una serie de enmiendas menores al proyecto de ley propuestas por la Cámara de los Lores y dejar así vía libre al matrimonio homosexual en Inglaterra y Gales.

En tanto, se espera que los primeros casamientos sean el año próximo, porque el gobierno tiene que resolver algunas cuestiones administrativas, como el efecto sobre las pensiones.

Para los británicos, el cambio es sobre todo simbólico, porque las parejas homosexuales tienen los mismos derechos de paternidad que las parejas heterosexuales y pueden adoptar, recurrir a la procreación médicamente asistida y a una madre portadora, siempre y cuando no sea remunerada. Desde 2005 también existe la unión civil entre personas del mismo sexo.

“El lunes celebramos los tres años del matrimonio igualitario en Argentina y hoy (por ayer) la aprobación en Inglaterra y Gales, cuyo proyecto se redactó con el consenso de los conservadores y laboristas y con el apoyo del primer ministro David Cameron. Como en Argentina, el Matrimonio Igualitario cuenta con el 54 por ciento de aprobación de la población. Es justamente la sociedad quien se expresa a favor de la igualdad de las personas ante la ley y defiende el valor por la diversidad”, expresó César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

En este sentido, Cigliutti destacó la ley argentina. “Queremos reivindicar la lucha por la Ley del Matrimonio Igualitario en Argentina, por ser la primera en Latinoamérica en un estado democrático que implica que no necesitamos de reyes ni reinas que aprueben nuestras leyes.”

Por su parte, la legisladora por el FpV y secretaria general de la Mesa Nacional por la Igualdad, María Rachid, también insistió en lo logrado por la Argentina. “No es menor que esta ley que se aprobó en Gran Bretaña sea en nuestro país una realidad desde hace tres años, por lo que es mayor la alegría de que seamos pioneros en estas políticas de derechos humanos.”

Según ella, la normativa local fue posible “gracias al activismo de distintas organizaciones de la sociedad civil que trabajan en favor de la igualdad y a un gobierno comprometido con los derechos humanos de la diversidad”.

Para la diputada “es fundamental el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBT, pero tan importante como ello es crear las condiciones para que esos derechos puedan ser ejercidos en un plano de igualdad real, a través de políticas públicas que favorezcan el cambio cultural”.

Holanda fue el primer país del mundo en reconocer las bodas entre personas del mismo sexo, derecho que luego reconocieron otros Estados europeos como Bélgica, España, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Dinamarca y, recientemente, Francia.

Fuera del Viejo Continente, los pioneros fueron Canadá, Sudáfrica y Argentina, seguidos por Uruguay, Nueva Zelanda y Brasil, por vía judicial,

Compartir: 

Twitter
 

Los gays festejaron la sanción de la ley y se espera que en 2014 comiencen los pedidos.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared