SOCIEDAD › QUEDAN POR ANALIZAR “MILLONES” DE DATOS TELEFóNICOS

Por qué no hubo llamados de pasajeros

En tiempos donde el uso de smartphones y redes sociales se encuentra generalizado, ninguno de los pasajeros del desaparecido vuelo MH370 de Malaysia Airlines habría intentado contactarse con sus familiares, como lo hicieron, por ejemplo, los de los atentados a las Torres Gemelas. Después de más de once días de investigación sobre la desaparición del Boeing 777, la ausencia de llamadas o de correos electrónicos podría ser un indicio a indagar. Sin embargo, este misterio parece haber repercutido más en los medios de comunicación que en los propios investigadores.

El presidente de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya, informó el lunes que no había pruebas de que ningún pasajero hubiera tratado de llamar, pero indicó que quedan por analizar “millones” de datos telefónicos. Los medios chinos explicaron que sus familiares habían tratado de contactarlos tras la desaparición del avión y que los teléfonos habían sonado. Sin embargo, esto no significaría que los móviles funcionaran. Además, la ausencia de comunicación por parte de los viajeros podría indicar que el avión volaba alto o por encima del agua.

Según los expertos, cuanto más cerca hubieran estado de una red de telefonía terrestre, mayor hubiera sido la posibilidad de usar sus móviles u otros aparatos electrónicos. Para establecer un contacto entre un teléfono móvil y una red hace falta una señal lo suficientemente fuerte de ambos.

El experto en telecomunicaciones Koh Chee Koon indicó que esta conexión es “teóricamente” posible si el avión voló a una altura de entre 23.000 pies (7 mil metros) y 45.000 pies. Pero dada la potencia limitada de los móviles ordinarios y el obstáculo que supone el habitáculo del avión, “hace falta tener suerte” para lograr una conexión de calidad aceptable. Alexander Dewdney, profesor de informática en la Universidad de Ontario occidental en Canadá, explicó que “ningún teléfono móvil podría conseguir conectarse a un avión en medio del océano, incluso a baja altitud”.

El análisis de las tentativas de contacto entre una red y teléfonos a bordo, que algunos pasajeros podrían haber dejado encendidos, podría dar indicios sobre la trayectoria del avión. Para rastrear esta comunicación, los investigadores se enfrentan a la dificultad de conocer cada número de identificación de los teléfonos de pasajeros, así como de los datos de operadores en los países que podrían haber sobrevolado, algunos de los cuales, como Birmania, todavía disponen de redes embrionarias.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.