SOCIEDAD › NO ENCUENTRAN LOS SUPUESTOS RESTOS DEL AVION DESAPARECIDO

Sin novedades en el mar

El segundo día de la búsqueda de los objetos detectados por satélites australianos en el Océano Indico resultó infructuosa. Y temen que pueda haberse hundido.

La búsqueda internacional de posibles restos del desaparecido avión malayo detectados por satélites australianos en el sur del Océano Indico hasta ahora no dio resultados y existe la posibilidad de que esos restos se hayan hundido.

Australia busca desde el jueves un objeto de unos 24 metros y otros más pequeños a unos 2500 kilómetros al sudoeste de la ciudad australiana de Perth, luego de que su detección por imágenes satelitales diera nuevas esperanzas de poder encontrar el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo.

Con las familias de los 239 pasajeros y tripulantes del avión cada vez más angustiados y luego de una búsqueda varias veces centrada en pistas falsas, el vicepremier australiano alertó contra las expectativas excesivas. “El último informe que tengo es que no se ha identificado nada de particular importancia en la búsqueda de hoy, pero el trabajo continuará”, dijo Warren Truss. “Algo que lleva flotando en el océano tanto tiempo puede que deje de flotar y se hunda hasta el fondo del mar”, agregó.

Dos aviones se encuentran en la remota región y dos más están en camino, afirmó John Young, portavoz de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA), organismo que lidera la búsqueda en el sector sur del Océano Indico. “Hasta la fecha, no se ha informado de ningún avistamiento”, indicó la AMSA.

Un avión P3 Orion de las fuerzas aéreas australianas regresó a su base después de rastrear sin hallazgos positivos la zona señalada. Mientras, los otros aviones recorrieron ayer la zona a baja altura, gracias a las “mejores” condiciones climáticas, con “observadores entrenados” que divisan la vasta zona de agua. “Nosotros queremos encontrar estos objetos, es la mejor pista para buscar a las personas desaparecidas”, aseguró Young.

El primer ministro de Australia, Tonny Abbot, dijo desde Papúa, Nueva Guinea, donde se encuentra de viaje oficial, que las autoridades del país oceánico harán “todo lo posible” para encontrar y confirmar si los restos localizados pertenecen al vuelo MH370. “Podrían ser unos contenedores que han caído de un barco, nosotros no lo sabemos”, advirtió Abbott.

El jueves a la noche llegó a la zona de búsqueda, de 23.000 kilómetros cuadrados, el buque mercante noruego St. Petersburg; se espera el arribo de otro barco comercial y luego el del buque de guerra australiano Success. Además, mientras sobrevolaban la zona aviones australianos, neocelandeses y estadounidenses, un Hércules del país oceánico arrojó boyas que servirán de marcadores para la búsqueda.

A pesar de considerarse una pista creíble, el ministro australiano de Defensa, David Johnston, dijo que “pasarán muchos días para que se tenga una idea de la credibilidad y veracidad de este informe (del satélite)”.

Las autoridades malayas solicitaron más ayuda internacional para continuar con la búsqueda en el Océano Indico y confirmar si los restos hallados por el satélite australiano pertenecen a la aeronave. Barcos y aviones de China, Japón y el Reino Unido se sumaron a los efectivos de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos que rastrean el Indico en busca de los posibles restos del avión de Malaysia Airlines en el que viajaban 239 personas.

“Malasia continúa con su trabajo diplomático, técnico y retos logísticos que involucran la búsqueda del (vuelo) MH370”, apuntó Hishammuddin Hussein, ministro malayo de Defensa y titular interino de Transporte.

Hishammuddin pedirá al secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, una mayor asistencia por parte del país norteamericano, que incluya efectivos para operar en las profundidades del océano.

Malasia también está recibiendo ayuda de los expertos franceses que recuperaron las cajas negras del avión de Air France accidentado en el Atlántico en 2009, aseguró el ministro en una rueda de prensa.

El Pentágono, en tanto, reveló ayer que lleva gastados 2,5 millones de dólares en costos operativos de los aviones y navíos utilizados en las casi dos semanas de búsqueda. El portavoz adjunto del Pentágono, el coronel Steve Warren, indicó que se destinará un total de 4 millones de dólares para costear el operativo de búsqueda, al menos hasta comienzos de abril.

El Departamento de Defensa desplegó para la búsqueda dos destructores, el USS Kidd y el USS Pickney, un buque de apoyo logístico, dos aviones de vigilancia marítima, un turbohélice P3 Orion y el avanzado P8 Poseidón, así como cuatro helicópteros, dos por cada destructor.

Compartir: 

Twitter
 

Un Hércules arrojó boyas que servirán de marcadores para la búsqueda.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.