SOCIEDAD › ENCUENTRAN UN CADAVER MOMIFICADO EN UNA VIVIENDA DEL BARRIO DE FLORES

La casa no estaba deshabitada

El cuerpo fue encontrado por una vecina, que sospechó que la casa estaba vacía porque no veía a su dueña desde más de diez años y forzó la cerradura. El fiscal ordenó realizar una autopsia para determinar las causas de la muerte.

Ocurrió en el barrio de Flores. Una vecina creyó durante casi doce años que un departamento del mismo edificio donde vive estaba vacío. Hasta que se decidió a entrar y encontró algo inexplicable: su vecina estaba muerta y el cadáver yacía, momificado, en el patio de la casa. De acuerdo con las primeras estimaciones, la mujer podría haber muerto hace más de diez años. Al encontrar los restos, la vecina llamó a la comisaría 38, cuyos oficiales acudieron para constatar la existencia del cadáver. De acuerdo con los vecinos, el cuerpo estaba “momificado e intacto”. La causa recayó en el fiscal de instrucción Pablo Recchini, quien aguarda los resultados de la autopsia para dar curso a la investigación. El cuerpo momificado podría ser el de María Cristina Fontana, cuyo DNI fue hallado en la casa.

El hallazgo de los restos se produjo el jueves al fin de la tarde, cuando Marcela Calvete, que reside en el departamento “A” del PH ubicado en Pumacahua al 100 entre Juan B. Alberdi y Ramón L. Falcón, resolvió ingresar al departamento “C”, que creía abandonado desde hace más de diez años. Calvete explicó que vive en el “A” desde 2001, y desde hace al menos 10 años no veía a la vecina del “C” y que durante ese tiempo nadie más visitó el lugar. Por ello, un abogado amigo le recomendó que iniciara un trámite por “sucesión vacante”, que consiste en informar al Estado sobre la posibilidad de que la propiedad no tuviera herederos, de modo que el bien queda para el Estado y el denunciante percibe entre el 10 y el 20 por ciento del valor del inmueble.

Calvete ingresó al departamento “C” forzando la puerta. Al atravesar el living y llegar al patio, encontró un cuerpo sobre el piso, por lo que se comunicó con la comisaría 38, que corresponde a la zona. Ante los oficiales, Calvete y los vecinos detallaron que no veían a la mujer desde 2002, y que nadie visitaba el lugar. El cuerpo, describieron los testigos, estaba “momificado e intacto”. “Es rarísimo esto, a todos nos causó una sorpresa bárbara”, declaró un vecino. En el lugar, quedó destacada una consigna policial.

La investigación quedó a cargo del fiscal de instrucción Pablo Recchini, quien espera los resultados de la autopsia para darle curso a la investigación. Los forenses deben determinar cuándo se produjo la muerte de la mujer, las razones del deceso y por qué el cuerpo se mantuvo conservado en esas condiciones. Los investigadores creen que nadie percibió olores de descomposición del cuerpo porque la vivienda estaba cerrada “herméticamente”.

Los pesquisas indicaron que podría tratarse de María Cristina Fontana, quien hoy tendría 61 años, y en cuyo DNI, hallado en el departamento, consta que nació el 20 de febrero de 1953. El cuerpo se encontraba en el suelo de un patio, junto a una mesa, en posición decúbito dorsal –de espaldas–, sin ropas y con características de momificación, es decir, un esqueleto con los tejidos disecados.

Por el número de DNI, los investigadores dieron con registros de Fontana en el Cuerpo Médico Forense en el marco de una causa judicial en la que se la declaró incapacitada. De acuerdo con esos registros, en 1990 Fontana fue operada de un aneurisma y en 1992 volvió a ser revisada por médicos legistas, que determinaron que estaba fuertemente medicada y no podía valerse por sí misma.

La realización de la autopsia podría verse perjudicada por el estado del cuerpo. “Al haber pasado tanto tiempo y estar los tejidos disecados, quizá no se pueda llegar a conocer la causa de la muerte”, señalaron fuentes de la investigación, quienes agregaron que el fiscal y los pesquisas también podrían imputar por “violación de domicilio” a la vecina Calvete. Si la autopsia confirma que es una muerte natural, no hay delito que investigar, pero si se llega a determinar que fue un crimen, las causas por homicidio prescriben a los 12 años. Por ello puede resultar clave que los forenses logren fechar con precisión el deceso.

Compartir: 

Twitter
 

El PH de la calle Pumacahua al 100, donde fue encontrado el cadáver momificado.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.