SOCIEDAD › PRIMER BAUTISMO DE UN BEBE DE DOS MUJERES

Con madrina presidenta

Umma Azul llevaba ayer un vestidito blanco en la ceremonia que la convirtió en la primera hija de dos mujeres del país que la Iglesia Católica aceptó bautizar. No sólo eso: su madrina es nada menos que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de que sus madres –la ex policía Carina Villarroel y su esposa Soledad Ortiz– se lo pidieran a la mandataria como “una manera de decirle gracias” por la ley de matrimonio igualitario sancionada en su primer gobierno.

Luego de muchas idas y vueltas en la búsqueda de una iglesia que aceptara bautizarla, Umma recibió finalmente su primer sacramento a las 10.30 por el párroco Carlos Varas en la Catedral de Córdoba. Desde ayer, sus padrinos son Eric Núñez (un amigo de la pareja) y la Presidenta, representada en la ceremonia por la edecán naval Claudia Fennocio.

“Es una manera de decirle gracias a ella y al ex presidente Néstor Kirchner por esa ley que nos dio derechos”, explicaron Ortiz y Villarroel sobre el pedido a la Presidenta. Por ese motivo, tras la ceremonia, Villarroel confesó que el consentimiento de la mandataria para aceptar el rol de madrina “es un orgullo muy grande”.

La mujer, cesanteada de la Policía el pasado 25 de marzo al negársele una licencia por maternidad debido a que no fue la madre gestante, recordó que cuando con Ortiz decidieron bautizar a la beba, tuvieron “que pedir una audiencia con monseñor (Carlos) Ñáñez y él ya había dicho que la decisión de los padres no tiene nada que ver con los niños”, en referencia al matrimonio entre ambas.

Tras la ceremonia, Villarroel relató que las otras iglesias a las que se acercaron para pedir el bautismo de Umma no se lo negaban, pero siempre les decían “vení mañana”. “Nos tenían con vueltas y una nos pidió la autorización expresa de Ñáñez para bautizar a nuestra hija”, contó. En ese sentido, también reconoció la existencia de un “cambio social” en el catolicismo al “haber dicho que sí a bautizar a una niña de familia homoparental, de lesbianas”.

Por su parte, Ortiz aseguró que ahora la pareja esperará celebrar su matrimonio también por iglesia. “Vamos a luchar por eso”, afirmó, aunque no han hablado de ese tema todavía con el obispo. “Ahora se lo estoy pidiendo para que dé el sí al casamiento de familias homoparentales, para los gays, y que se dé así un paso más hacia delante”, reclamó Villarroel.

El bautismo de Umma también es el primer caso por fuera del decreto 1416/09, que garantiza el padrinazgo presidencial para el séptimo hijo o hija de una prole del mismo sexo, según informó la directora del área de Madrinazgo presidencial Nancy Esteche. En ese marco, Fernández de Kirchner ya tiene, desde su llegada a la presidencia, unos 400 ahijados y para fines de 2014 se prevé que alcance los 591.

Fennochio, la representante de la Presidenta ante el altar, celebró que haya “una integrante más en la grey católica” y le llevó a la pequeña los regalos, los mismos que la jefa de Estado le obsequió al papa Francisco en su viaje al Vaticano, además de acercar “un mensaje de paz y esperanza por sobre todas las cosas”, según relató la edecán.

Compartir: 

Twitter
 

Madres orgullosas, beba bautizada y edecán presidencial.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.