SOCIEDAD › LA POLICIA DE TIERRA DEL FUEGO BUSCA A UN EX SOLDADO DE ESE ORIGEN

Buscando al croata asesino

Se ufana de haber cometido 145 crímenes de guerra en la ex Yugoslavia, estuvo preso por asesinar a su mujer en Chile y amenazó a una argentina en Río Grande. La Justicia quiere detenerlo para expulsarlo del país.

Las autoridades policiales de Tierra del Fuego buscan a un ex soldado croata llamado Lun Terzic Nicolich, quien se autoproclama responsable de 145 posibles crímenes de guerra ocurridos durante el conflicto armado que se produjo después de la disolución de la ex Yugoslavia. Terzic, de 47 años, estuvo preso en Chile, hacia donde había escapado en 1998, por el asesinato de su esposa, Elsa Torres Cárcamo, ocurrido en diciembre de ese año; la mató de ocho balazos. Su presencia en la ciudad fueguina de Río Grande se conoció a partir de la denuncia de una mujer que vive allí, con la que Terzic tuvo un romance de tres días y a la que amenazó de muerte cuando ella le pidió que se fuera de su casa. La mujer, cuyo nombre se mantiene en reserva, tuvo que abandonar el domicilio ante las amenazas que sufrió de parte de Terzic.

“Ellos se contactaron por una red social y entablaron una relación sentimental por tres días. Esta persona (Terzic) manifestó que se había quedado en la calle, no sé por qué motivo, y mi cliente lo invitó a parar en su casa por unos días”, informó Maximiliano Palladino, abogado de la mujer que denunció haber recibido amenazas. Agregó que cuando su representada “quiso que se fuera de la casa, él la amenazó de muerte y ella logró huir de la vivienda para refugiarse en el domicilio de unos familiares”, dijo el letrado en declaraciones a Radio Fueguina.

La mujer entró en pánico cuando al ingresar en Google el nombre de su enamorado tuvo conocimiento sobre el prontuario de Terzic y sobre la condena que cumplió en Chile, en el penal de Punta Arenas, por el asesinato de su esposa. Lo condenaron a 13 años de cárcel por haber asesinado a su mujer, de ocho balazos, seis de los cuales impactaron en la cabeza de la víctima.

“La historia completa de Terzic fue recopilada por el programa de la TV chilena Mea culpa, en el capítulo titulado ‘El croata’, que incluso está subido a Internet”, detalló Palladino. Los últimos quince minutos de ese programa incluyen una entrevista a Terzic en la cárcel, donde no sólo habla con lujo de detalles sobre el asesinato de su esposa, sino que también reconoce haber sido responsable de la muerte de al menos 145 serbios en hechos que podrían ser considerados como crímenes de guerra.

“¿Cuántas personas maté? Tengo 145 personas confirmadas y el resto, lo dejamos así. Igual no eran personas, eran enemigos. Eran serbios enemigos. No son personas”, expresó Terzic durante el reportaje. Luego de cumplir la condena en Chile por la muerte de su esposa, Terzic fue expulsado del país y desde ese momento, en 2011, se habría trasladado a la Argentina, instalándose en la ciudad de Río Grande.

Palladino informó que la policía de Tierra del Fuego allanó un hostal de Río Grande en busca del ex soldado croata, pero no lo encontró, motivo por el cual hizo extensiva la orden de captura a todas las fuerzas de seguridad y de la Dirección de Migraciones, para que lo encuentren, lo detengan y eventualmente, lo expulsen del país.

“Mi cliente no tiene consigna policial. Le pedimos a Migraciones que lo expulse del país por sus antecedentes, pero para eso hay que encontrarlo”, resaltó el abogado fueguino. Advirtió que “mientras tanto, el peligro para esta mujer y para la ciudadanía de la provincia en general sigue latente”.

En una entrevista que concedió a medios de prensa chilenos, días antes de recuperar su libertad en Punta Arenas, el ex soldado Terzic accedió a conversar con los periodistas, previo pago de una suma “simbólica” cuyo monto no se dio a conocer. Terzic dijo que quería retomar el contacto con su familia, aunque aclaró que no tenía “tantas ganas” de regresar a Croacia. Cuando estaba en la cárcel chilena, dos veces intentó quitarse la vida y en marzo de 1999 logró treparse a la parte alta de una reja del penal, para obligar al centinela a dispararle. Sólo hicieron un disparo al aire y lo devolvieron a su celda.

Sobre el crimen de su esposa, ocurrido el 30 de diciembre de 1998 en Punta Arenas, lo justificó diciendo que ella, supuestamente, lo engañaba. “Ella sabía hacerme daño”, dijo sin señas de arrepentimiento y hasta llegó a decir que “la amaba”. Admitió que siempre andaba armado y que eso era “una mala costumbre” porque desde chico, en la ex Yugoslavia, su padre lo instruyó en el manejo de armas de guerra y lo hizo practicar en un polígono de tiro.

Ante las preguntas de los periodistas que lo entrevistaron, aseguró varias veces que no se consideraba “un ladrón, un violador o un asesino” y que había asesinado a su mujer “por una circunstancia” de la vida, que lo hizo “en un momento de rabia”. Ahora, luego de amenazar de muerte a otra mujer, se dio a la fuga y es buscado por toda la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Lun Terzic Nicolich, que en 1998 baleó a su mujer chilena.
 
SOCIEDAD
 indice
  • COMUNIDADES ORIGINARIAS QUE CONSTRUYEN SUS PROPIAS VIVIENDAS EN EL NORESTE SALTEÑO
    Un techo para el Impenetrable
    Por Carlos Rodríguez
  • LA POLICIA DE TIERRA DEL FUEGO BUSCA A UN EX SOLDADO DE ESE ORIGEN
    Buscando al croata asesino
  • EL CIERRE DE LOS FOROS POR LA INDEPENDENCIA II EN CHACO
    Pensar en argentino
    Por Cristian Vitale
  • La jueza le advierte

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.