EL PAIS › LOS PRECANDIDATOS DEL FA-UNEN CANCELARON SUS ACTOS CONJUNTOS

Ni ganas de posar para la foto

A principio de año habían acordado mostrarse unidos para las fechas patrias, pero después del lanzamiento del frente sólo pudieron hacerlo una vez. El conflicto por la alianza con Macri terminó de quebrar el espíritu colectivo de Cobos, Sanz, Binner, Carrió y Solanas.

 Por Sebastian Abrevaya

Las reiteradas frustraciones del Frente Amplio Unen en su intento por mostrar una imagen de unidad y concordia terminaron provocando la desarticulación del plan diseñado a principios de año. Mientras resuena el conflicto por un eventual acuerdo con el PRO, que todavía está lejos de resolverse, los cinco presidenciables del espacio suspendieron la próxima actividad conjunta, prevista para este viernes en Chaco, y desde distintos partidos confirmaron que al menos en lo que queda del año no habrá otra foto que reúna a Hermes Binner, Julio Cobos, Ernesto Sanz, Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas. “Evidentemente, había un ánimo de mayor espíritu colectivo; hace algunos meses que hoy no está en el mismo nivel”, reconocieron desde Proyecto Sur, protagonistas del conflicto con Carrió hace unas semanas.

La primera foto de los cinco precandidatos juntos fue el día del lanzamiento del frente, el 22 de abril. Como no pudieron ponerse de acuerdo en el orden de los oradores ni en el contenido de lo que iban a decir, se limitaron a redactar un acta constitutiva, que fue leída por el actor radical Luis Brandoni. Tiempo antes ya habían comenzado, y continúan hasta hoy, las reuniones de una suerte de mesa de coordinación de todos los partidos que integran la alianza a nivel nacional. Allí, se había definido que los precandidatos aprovecharían las fechas patrias para mostrarse juntos en distintos puntos del país, independientemente de la campaña que cada uno hiciera por su cuenta.

La única foto que salió completa fue la del 25 de mayo, cuando celebraron en San Nicolás la constitución del primer gobierno patrio. Estuvieron los cinco y coincidieron en apuntar contra la “corrupción” del gobierno nacional. Hubo sonrisas junto a un aljibe y una declaración de buenas intenciones firmada por los precandidatos. A partir de allí comenzaron los desencuentros y se profundizaron las diferencias.

Ya el 9 de julio viajaron a Tucumán solamente Cobos, Binner y Sanz. Hubo locro por la independencia, críticas al kirchnerismo y dos ausencias. Solanas se encontraba viajando por Italia y Carrió prefirió hacer su propia actividad, en su instituto de la ciudad de Buenos Aires.

El primero de agosto, el radical jujeño Gerardo Morales los convocó a participar del Día de la Pachamama en su tierra natal. Carrió les pidió cambiar la locación, prevista originalmente para San Salvador de Jujuy, por la Quebrada de Humahuaca. Incluso le tenían preparado una guagüita especial para que lleve en andas a su “republiquita”, el muñeco bebé que popularizó en las redes sociales. Pero a último momento Carrió dijo que tenía que quedarse en Capital para defender al país de las amenazas de los fondos buitre y el supuesto default que se produciría el 31 de julio. Allí tampoco estuvo Solanas, que se reponía de una cirugía.

Si bien el tema de una alianza con el PRO de Macri venía agitándose desde los inicios mismos del FA-Unen, el 11 de agosto se produjo un punto de inflexión. Carrió se levantó y se retiró de un acto mientras su ex compañero de lista, Pino Solanas, aseguraba que no había lugar para la derecha en el espacio. “Se entró en un atolladero por la famosa discusión sobre el PRO y ese acto fue el hito máximo, que ha debilitado la voluntad de llevar adelante cosas conjuntas”, señalan desde el sector de Solanas.

Los propios radicales reconocen que el tema del acuerdo con el PRO les “hace daño”. “En cada acto terminamos siempre respondiendo sobre lo mismo en vez de poder hablar de nuestras propuestas”, advierten en el cobismo. El ex vicepresidente fue uno de los más enfáticos en pedir una definición formal para terminar con las especulaciones. Una semana después, para el aniversario de la muerte de San Martín, buscaron calmar las aguas con una foto en Mendoza, a la que no asistió Solanas, pero sí Carrió.

Lo que terminó de abortar el plan inicial fue la decisión de Lilita de no participar en la próxima reunión, prevista para el viernes en Chaco. Ahora, si bien continúan las reuniones de la mesa de coordinación, la agenda de los candidatos correrá por su cuenta. Habrá, como viene sucediendo, encuentros y actos “bilaterales”, según las posibilidades y necesidades de cada uno. Carrió se muestra más con Sanz que con su ex socio, Solanas. Un reclamo que suena dentro de FA-Unen es la necesidad de adoptar “mayor institucionalidad”, que permita atemperar la “discrecionalidad” de las figuras con mayor presencia mediática, en pos de los partidos políticos.

Mientras tanto, aseguran que la alianza no se rompe, aunque siga sin definirse la situación respecto del PRO. Un sector de la UCR y la CC buscan el acuerdo para las PASO. El resto de los actores lo rechaza. Siguen juntos pero el FA-Unen ya no es el mismo de antes.

Compartir: 

Twitter
 

El 25 de mayo en San Nicolás, una de las pocas veces en que los precandidatos del FA-Unen se juntaron.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.