SOCIEDAD › EL EXPEDIENTE POR LA MUERTE DE LUCIANO ARRUGA. POR QUE NO SE LO IDENTIFICO ANTES

Una sumatoria de desidias y torpezas

El accidente se produjo la misma noche en que su familia denunció su desaparición. Pero no hubo cotejo con el cuerpo que en ese momento estaba en el Santojanni. En la autopsia figuraron las huellas de identidad y fotografías del cuerpo.

El juez federal de Morón, Juan Pablo Salas, el encargado de la búsqueda de Luciano Arruga, se sentía anoche muy mal. Quienes lo conocen dicen que se sentía “avergonzado” por el papel del Estado en la búsqueda de Luciano. Más allá de que todavía hay muchísimas cosas sin explicación, un primer elemento es que una persona buscada en la provincia de Buenos Aires, pero cuya muerte se produjo del lado de Capital, depende del mejor o peor trabajo de algún funcionario para que se haga el cotejo de huellas. El accidente se produjo en la misma noche en que la familia de Luciano denunció su desaparición y sin embargo no se hizo ningún cotejo con el cuerpo que en ese momento estaba en el Hospital Santojanni.

Otro hecho que llevó a los casi seis años de falta de explicaciones es que la autopsia sostiene que se trata de un varón de 25 a 30 años, cuando Luciano tenía apenas 16. Pero en la autopsia que se hizo en el hospital, sí figuraron las huellas de identidad y fotografías del cuerpo, de manera que una búsqueda seria –tratándose de un accidente y una desaparición producidas el mismo día– debió permitirle al Estado una identificación inmediata. Según explican hoy algunos funcionarios, en aquel momento no estaba informatizada la División Búsqueda de Personas de la Policía Federal, que es la que actuó en el hecho de la muerte en la General Paz, pero lo cierto es que no se trataba de unir dos casos ocurridos en días distintos y a kilómetros de distancia, sino la búsqueda de un chico que desapareció a 20 cuadras de donde fue atropellado y todo ocurrió en la misma noche.

En el caso hubo una especie de casualidad. El cuerpo fue enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita, pero esas tumbas se remueven a los dos años, es decir que estaba previsto removerlo en 2011. Sin embargo, seguramente también por desidia, la tumba quedó allí. El magistrado, que trabajó en el caso junto al fiscal Sebastián Basso, dictó una medida de no innovar, es decir que no se puede tocar la sepultura. Es que ahora Salas ordenará dos medidas:

- En primer lugar, un estudio de ADN, con las muestras que se reservaron en la autopsia que se hizo en el Santojanni. Existe un protocolo que si hay un cuerpo NN deben preservarse elementos para hacer un eventual ADN.

- A posteriori, tomará muestras del cuerpo sepultado para asegurarse de que quien yace en esa tumba sea efectivamente Luciano Arruga.

Una vez puestos en marcha ambos estudios, el cuerpo será entregado a la familia.

Por ahora, lo que permitió confirmar que el joven enterrado en la tumba NN del cementerio de la Chacarita es Luciano Arruga son las huellas digitales, por un lado, y las fotografías, por el otro, ambas reservadas en el Santojanni. En las tomas se ven claramente los dos tatuajes que la familia identificó como los del joven.

El accidente en el que murió Luciano Arruga ocurrió en la misma noche de su desaparición cerca de las seis de la mañana, en Emilio Castro y General Paz. Quien conducía el vehículo es un joven que en ese momento tenía 21 años y que hoy en día vive en Monte Grande. Según su declaración en aquel entonces, Luciano dudó en cruzar o no cruzar y de golpe se lanzó a la avenida, lo que llevó a que lo atropellara. Es decir, que este joven vio a Luciano con vida.

El juez se puso en comunicación con la persona que atropelló a Luciano y le tomará declaración en la semana que se inicia el lunes.

Una duda que obviamente queda flotando en el ambiente es si a Luciano no lo mataron previamente y luego lo arrojaron a la avenida. El conductor dice que no, que él vio a Luciano con vida en la circunstancia de cruzar o no cruzar. El conductor no huyó, se quedó al lado de Luciano hasta que llegó el SAME unos minutos más tarde.

Para el magistrado es casi seguro que no se va a poder hacer una autopsia del cuerpo, ya que lleva mucho tiempo enterrado en una zona del cementerio donde es difícil que esté preservado. De manera que sólo podrá hacerle el estudio de ADN.

En la causa judicial que hubo por la muerte del NN que resultó ser Luciano Arruga, el conductor fue absuelto. El pedido lo hizo directamente la fiscal, quien consideró que se trató de un accidente en el que el factor decisivo fue que Luciano cruzó por un lugar indebido.

De todas maneras, el juez Salas tomará la declaración al conductor nuevamente y está evaluando con qué encuadramiento legal.

Compartir: 

Twitter
 

El lugar donde está enterrado como NN el cuerpo de Luciano Arruga en el cementerio de la Chacarita.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.