SOCIEDAD › EL GOBIERNO PORTEñO ASEGURA QUE SANCIONARá A LAS RECOLECTORAS

Un fin de año a la basura

Seis días después de que pilas de basura se acumularan en las esquinas porteñas, el gobierno del PRO aseguró que aplicará sanciones a las empresas Cliba y Ashira-Martin y Martin, aunque no especificó más. Denuncian los contratos porteños como los más caros.

 Por Werner Pertot

Luego de seis días sin recolección de la basura en seis comunas, el gobierno porteño reaccionó. El ministro de Espacio Público porteño, Edgardo Cenzón, aseguró que las montañas de basura que decoraron diversas zonas de la ciudad se debieron a un conflicto sindical en dos de las empresas recolectoras. Cenzón aseguró que se les aplicarán sanciones –aunque no especificó los montos– y prometió que la recolección estaría normalizada para la noche de ayer, aunque dejó dudas sobre si la situación no se repetirá a fin de año, cuando el sindicato de camioneros amenaza con reiterar la medida. Los legisladores opositores cuestionaron la falta de respuesta del macrismo y recordaron que el contrato de la basura porteño es el más caro del país.

La falta de recolección afectó, entre otros, a los barrios de Caballito, Flores, Almagro, Palermo, Núñez, Boedo y Parque Chacabuco, donde tienen a su cargo la recolección las empresas Ashira-Martín y Martín y Cliba. Durante el fin de semana largo, los vecinos comenzaron a hacer notar la acumulación de basura en las veredas a través de quejas en las redes sociales. En Caballito, denunciaban que la falta de recolección empezó el 22. No hubo ninguna respuesta por parte del gobierno porteño durante los primeros cinco días, mientras se acumulaban las pilas de basura en los contenedores o directamente en la calle y el hedor lo inundaba todo.

El lunes por la mañana finalmente un funcionario porteño salió a dar una explicación: “El servicio de recolección no se realiza en algunos barrios desde el 24 de diciembre debido a un conflicto sindical de Cliba y Ashira-Martín y Martín, que brindan sus servicios en las comunas 2, 5, 6, 7, 13 y 14”, indicó Cenzón. Según el ministro de Espacio Público, la medida de fuerza se inició porque los trabajadores reclamaron un pago triple por trabajar los feriados, pese a que ya había habido una mesa de negociación para resolver el tema. “Sin embargo, los delegados de estas dos empresas decidieron no salir a recolectar la basura”, afirmó Cenzón. El funcionario PRO aseguró que el conflicto en las empresas “ya está resuelto” e indicó que anoche se iba a normalizar el servicio.

El ministro aseguró que las empresas recibirán sanciones por la falta de recolección, pero no precisó qué montos tendrán las multas. No obstante, Cenzón dejó flotando en el aire –nauseabundo, por otra parte– la duda de si la situación no se volverá a repetir el próximo fin de semana largo, con el feriado del 1º de enero: “Esperamos que con lo de hoy (por ayer) se haya resuelto y se haya entendido”, dijo. No parece pensar lo mismo el secretario general adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien afirmó que lo ocurrido “es un mensaje tanto a las empresas como al gobierno de Macri, que los trabajadores tienen que ser respetados y cobrar lo que les corresponde”. “Si con el 25 de diciembre no tomaron conciencia, el 2 de enero va a haber reducción de recolección de basura”, advirtió Moyano.

Los opositores porteños cuestionaron las condiciones en que maneja la recolección de residuos el gobierno de Mauricio Macri. “No puede ser que siendo la Ciudad de Buenos Aires la más rica en recaudación de impuestos, sea la más sucia por la falta de recolección de residuos”, consideró el diputado nacional Juan Cabandié. “A diferencia de otras ciudades, Buenos Aires tiene el servicio de recolección de basura privatizado prácticamente en su totalidad y gasta el doble por habitante que otras grandes urbes, como por ejemplo Córdoba”, indicó la legisladora Lorena Pokoik.

Según un estudio del dirigente del GEN porteño Martín Hourest, el contrato de la basura que negoció el PRO representa un gasto de 1239 pesos por habitante. En cambio, Córdoba gasta 775 por habitante; Rosario, 398 por habitante; y Madrid, 660 pesos por habitante (Hourest usó el tipo de cambio del día en que se firmó el nuevo contrato).

“El contrato de la basura es de 2800 millones por año. Sin embargo, el presupuesto recién votado por el PRO prevé 4900 millones, porque siempre aparecen pedidos de las empresas de basura, o del sindicato de camioneros, y el gobierno acuerda nuevos aumentos”, advirtió la legisladora de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti. “Las empresas de basura no sólo se llevan el mayor presupuesto de la Ciudad, sino que forman parte del entramado de negocios y propaganda. Los 250 mil pesos anuales por cuadra son sólo residuos húmedos. La recolección de secos, las campanas verdes, etcétera, se presupuestan aparte”, indicó. El contrato establecía que se les extendía la concesión a diez años con el fin de que las empresas hicieran la inversión de comprar nuevos camiones. Sin embargo, el gobierno porteño terminó adelantándoles dinero para que hagan esa compra. “El gobierno del PRO les dio este año 1500 millones de pesos a las empresas de basura para que cambien los camiones”, recordó Cerruti.

Compartir: 

Twitter
 

La basura se acumuló durante seis días y nada asegura que no se vuelva a repetir desde mañana.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.