SOCIEDAD › LA SUPREMA CORTE LO RECOMENDO A LOS JUECES

Madres y embarazadas, con pulsera

La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires privilegió el monitoreo electrónico para detenidas embarazadas y con hijos y el resto de “la población carcelaria más vulnerable del Sistema Penitenciario bonaerense”. El máximo tribunal solicitó a los magistrados que privilegien el monitoreo electrónico a “mujeres embarazadas y/o con hijos menores de 5 años, adultos mayores de 50 años y a personas con padecimientos de enfermedades graves y la situación de aquellos detenidos/as con prisión preventiva prolongada siempre atendiendo a los delitos en juego”. La disposición fue recibida con beneplácito por la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), que recordó que la investigación “El ejercicio de la maternidad de mujeres encarceladas en unidades penitenciarias de la provincia de Buenos Aires”, realizada por el Observatorio de Violencia de Género (OVG) de la Defensoría del Pueblo bonaerense y el equipo de Antropología Política y Jurídica de la Universidad Nacional de Buenos Aires, había sugerido esas medidas.

La Corte bonaerense especificó que el Ministerio de Justicia provincial informó que “sobre un total de 1000 unidades de pulseras magnéticas existentes, se encuentran incorporadas al sistema de monitoreo electrónico 499 internos, existiendo en disponibilidad otros 501 equipos”.

La CPM recordó que en la Unidad Nª 33, de Los Hornos, está alojado el 26 por ciento de la población carcelaria femenina de la provincia de Buenos Aires, algo que “refleja la relación entre condenadas y procesadas que se reproduce en el resto de las unidades provinciales: del total de 286 mujeres, 196 están procesadas y 89 condenadas”. De ese total de madres internadas en la Unidad, “sólo 70 conviven con sus hijos/as menores de 4 años” y “debido a que las autoridades no llevan un registro de esta información se desconoce el número absoluto de niños y niñas afectados y el porcentaje de mujeres encarceladas con ellos”. El informe también había remarcado los efectos “que el uso extendido de la prisión preventiva produce en las madres, lo cual traspasa la propia individualidad de la mujer y se trasladan a sus redes vinculares y comunitarias”.

De acuerdo con datos de la OVG, en esa misma Unidad el 90 por ciento de las mujeres son madres y “tienen entre 3 y 5 hijos aproximadamente, proporción que se mantiene en otras cárceles que alojan mujeres”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.