SOCIEDAD › EL PADRASTRO DE ANGELES COMPLICó A JORGE MANGERI

“Tenía un raspón en la mejilla”

Sergio Opatowski, padrastro de Angeles Rawson, declaró ayer en el juicio. Recordó el raspón de Mangeri. La esposa del portero, Diana Saettone, declaró que la mamá de Angeles, María Aduriz, le pidió perdón cuando detuvieron a su marido.

En la tercera audiencia del juicio oral por el crimen de Angeles Rawson, el padrastro de la adolescente, Sergio Opatowski, recordó que el portero Jorge Mangeri, único detenido y acusado en el caso, tenía un raspón en la mejilla. La marca puede ser coincidente con los restos epiteliales hallados bajo las uñas de la víctima, cuyo análisis determinó que contenían el ADN de Mangeri. También declararon uno de los hermanos de Angeles, Juan Cruz Rawson; la abuela de la joven, María Castelli; Diana Saettone, la esposa de Mangeri, quien recordó que el viernes 14 de junio de 2013, cuando su marido quedó detenido, se encontró con María Aduriz, madre de Angeles, quien le pidió perdón. Dominga Torres, la mucama que trabajaba en casa de Angeles, no declaró porque sufrió una indisposición y su presentación fue postergada.

Opatowski, de 56 años, relató lo que hizo la mañana del 10 de junio de 2013, cuando Angeles desapareció. Afirmó que, entre otras cosas, fue a un banco del centro, donde quedó registrado en un video pasadas las 10, lo cual lo ubica fuera de su casa cuando su hijastra regresó de su clase de gimnasia y entró al edificio de Ravignani 2360, a las 9.50, la última vez que se la vio con vida. El tribunal ordenó que se exhibieran las imágenes del banco Macro donde se lo ve a Opatowski en una escalera mecánica y en una sala de espera y el padrastro de Angeles dijo al verse: “Ese soy yo”.

El testigo afirmó que ese día regresó al departamento a las 13.45 y sólo estaba su hijo Axel, porque tenía fiebre y no había ido al colegio. Recordó que por la noche se dieron cuenta de que Angeles no volvía y con su esposa, Jimena, comenzaron a realizar llamadas y él fue a buscar a la chica a algunos hospitales como el Fernández y Rivadavia. “Yo no lo vi al encargado ese lunes, sí el martes a la noche. Lo vi muy abrigado, con un buzo. Me llamó la atención porque no era un día frío. Cruzamos dos palabras y me dijo ‘Qué feo todo esto que está pasando’”, relató. Luego aseguró que el portero tenía “en la mejilla una marca, un raspón con la piel colorada”, lo cual es un dato relevante porque Angeles, según los peritajes, se defendió de su atacante e incluso se halló ADN de Mangeri debajo de sus uñas.

Sobre el viernes 14 de junio, Opatowski recordó que fue a peritar su auto Chevrolet Celta con la Policía Federal y al mediodía se encontró con su familia en la fiscalía de Paula Asaro, a cargo de la investigación. Estando allí, lo vio llegar a Mangeri con su mujer y notó al encargado “temeroso, triste”, cuando aún no había sido acusado del crimen. “Nos dijo que lo habían ido a buscar. Me aseguró ‘me trajeron, me forzaron a venir’”, señaló el padrastro de Angeles y afirmó que cuando salió de declarar, su hijastro Jerónimo le dijo que “había comentarios de que Mangeri no se quería dejar revisar las marcas”.

Juan Cruz Rawson, hermano de Angeles, aseguró que el 14 de junio concurrió a declarar junto al resto de su familia, ante la fiscal Paula Asaro, y recordó que cuando estaba en los pasillos se abrió el ascensor y “apareció Jorge (Mangeri)”. “Yo lo abracé y en el momento en el que lo abracé no vi ninguna reacción de él. No podía mirarme a los ojos”, dijo el joven, quien explicó que tenía “una relación de amistad con el portero”.

Por su lado, la esposa de Jorge Mangeri, Diana Saettone, aseguró que la madre de Angeles le pidió perdón cuando se encontró con ella en la fiscalía, la noche del viernes 14, cuando su marido quedó detenido. Saettone explicó en su testimonio que la noche de ese viernes, cuando llegó a la fiscalía, se encontró con María Elena “Jimena” Aduriz y que ésta le dijo: “Mirá lo que le hicieron a Jorge. Quieren que se haga cargo de la muerte de Mumi”.

“Me daba la mano y me pedía perdón”, declaró la esposa de Mangeri, quien agregó que la madre de Angeles le decía que se quedara tranquila, que tanto ella como su marido, Sergio Opatowski, “habían hablado maravillas (ante la fiscal) de Jorge”.

También declaró la abuela de Angeles, quien sostuvo un relato muy emotivo.

Compartir: 

Twitter
 

Adrián Tenca, abogado de Mangeri, sostuvo que Diana Saettone “tiene muchos elementos para aportar”.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.