SOCIEDAD › RICARDO CASAL, MINISTRO DE JUSTICIA

“Acercamiento con la gente”

El ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, afirmó ayer que la decisión del jurado popular en el primer juicio de este tipo en la provincia de Buenos Aires “es un veredicto histórico de no culpabilidad que pone en un alto valor la soberanía ciudadana y popular”.

“Cuando el juez dijo ‘damos por agotado el proceso, el detenido queda en libertad’, marcó el fortalecimiento de la voluntad popular”, subrayó el funcionario al término del juicio desarrollado en los tribunales de San Martín.

Según Casal, se trató de un “jurado muy variado, que ha deliberado casi dos horas y tuvo tres días de audiencia”, que llegó al veredicto “en base a las pruebas que se ventilaron en el juicio, sin ninguna consideración jurídica” y que “han sido suficientes para la absolución”.

El ministro consideró que este tipo de juicios “genera un acercamiento directo entre los sectores del sistema judicial y los ciudadanos” y “también mejora el idioma”, ya que “en estas audiencias se ha hablado con más claridad, con poco rigor técnico para que sea accesible para el jurado la comprensión de la terminología que se utiliza”.

“Termina siendo un acercamiento entre la Justicia y la gente”, opinó Casal, quien reiteró que se trata de un “día histórico”. En tanto, el ministro recordó que el jurado sólo tiene que valorar “la prueba” y que “no tiene que interpretar la calificación legal, si hay agravantes, atenuantes o eximentes”.

“Ninguna figura jurídica entra en el raciocinio del jurado. El jurado va a decir si quedaron probadas o no las circunstancias que alegaron tanto la Fiscalía como la defensa. Si el jurado entiende que las pruebas han sido suficientes para la culpabilidad, lo va a declarar culpable. Y en el caso como el de hoy, el jurado entendió que las pruebas aportadas por la defensa, que fueron muchas, fueron suficientes para declararlo no culpable”, indicó.

Para Casal, el jurado “no necesita saber de Derecho” y destacó que “el sentido de la Ley de Juicio por Jurados es precisamente ése: que un ciudadano común, aplicando su sentido común, analice la prueba y determine si está probado o no el hecho que se ventila”.

Consultado sobre cómo se comportaron estos jurados, el ministro señaló que “en la presentación mostraron una seriedad enorme” y que durante las audiencias “prestaron mucha atención al proceso”. “Lo importante es el después: qué va a pasar en el domicilio (de un jurado) cuando llegue y le diga a su familia que hoy dio un veredicto impartiendo justicia. Me parece que tiene un impacto en todos nosotros”, consideró.

En ese sentido, añadió: “Yo creo que ahora, el que fue jurado sale con un valor agregado cívico y hasta diría de poder, porque el Poder Judicial es importantísimo. No tengo dudas de que deben sentirse orgullosos”.

Casal contó que, al finalizar el debate, felicitó a la defensa pública y al juez Francisco Pont Vergés, con quien trabajó en “toda la logística para llegar a este juicio” y porque entendió que éste “ha desempeñado su rol de director del proceso excelentemente bien”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.