SOCIEDAD › UN CHICO DE TRES AñOS EN ESTADO CRITICO POR ASPIRAR EL POLVO ALTAMENTE TOXICO

Otro accidente con purpurina

Esta vez ocurrió en Tucumán: el nene está internado en terapia intensiva. En octubre, un chico santiagueño de siete años murió por haber inhalado purpurina que había en un silbato. Tras el caso, Santiago y San Juan prohibieron el uso de ese elemento en las escuelas.

Un nene de tres años permanece internado en estado grave y conectado a un respirador mecánico en la unidad de terapia intensiva del Hospital del Niño Jesús de Tucumán tras verse afectado por un cuadro de insuficiencia respiratoria por inhalar purpurina. En noviembre del año pasado, un chico de siete años murió en Santiago del Estero tras permanecer un mes internado por aspirar la misma sustancia.

El episodio ocurrió el sábado en el barrio 162 Viviendas de la capital tucumana, donde el niño vive con sus padres. En un primer momento, el nene fue atendido en la localidad Banda del Río Salí, pero a las 22 su cuadro de salud se complicó y lo trasladaron al hospital de niños.

El director del centro de atención, Oscar Hilal, dijo que el producto provocó “la alteración en el intercambio gaseoso” de su organismo. “El pequeño presenta una insuficiencia respiratoria importante, provocada por haber aspirado purpurina”, expresó Hilal. Además añadió que “fue ingresado inmediatamente a la sala de terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica y su estado es crítico; su cuadro es sumamente delicado”.

Un episodio similar se registró en noviembre del año pasado cuando Mauro López, de siete años, murió en Santiago del Estero tras permanecer internado casi un mes luego de verse afectado por una insuficiencia respiratoria tras inhalar purpurina accidentalmente mientras jugaba con un silbato.

El producto contiene metales pesados como plomo y cobre. Son elementos altamente tóxicos cuando son inhalados, ya que producen un bloqueo en el intercambio del oxígeno y el anhídrido carbónico, lo que baja los niveles del oxígeno.

Tras la muerte de Mauro, la Legislatura de Santiago del Estero aprobó una ley que prohíbe el uso de purpurina en escuelas públicas y privadas, dado que es un elemento que se utiliza habitualmente para hacer trabajos de arte en estos lugares. La norma exigió que los envases de purpurina tengan indicaciones claras en sus etiquetas sobre el peligro potencial que representa para la salud humana su eventual inhalación.

También el Ministerio de Educación de San Juan prohibió el mismo mes el uso del producto. La secretaria de Educación provincial, Miriam Moreta, expresó que la muerte de Mauro López “conmocionó e hizo tomar conciencia” sobre la existencia de “elementos peligrosos para trabajar con los chicos”.

Según Oscar Hilal, al nene tucumano se le hizo un lavaje bronquial y está conectado a un respirador mecánico. “Fue ingresado inmediatamente”, pero aun así su cuadro es “sumamente delicado”. Hilal manifestó que las próximas 48 a 72 horas serán fundamentales para una nueva evaluación de la situación porque “el niño se encuentra en estado crítico, con asistencia respiratoria mecánica, en terapia intensiva, con pronóstico reservado”, aseveró.

La purpurina cosmética se compone de brillos que se venden en frascos o bolsitas y se usan sobre el cuerpo o en trabajos de manualidades. La inhalación de este material genera insuficiencia pulmonar, síndrome de distress respiratorio agudo producido por una neumonitis química.

Una persona que inhaló purpurina puede recuperarse si la cantidad que consumió es baja. El polvo inhalado va directamente al alvéolo pulmonar y sacarlo resulta muy difícil. Esto provoca que los órganos vitales pierdan oxigenación y pueden producir daños neurológicos y, en el peor de los casos, la muerte.

El secretario ejecutivo del Sistema Provincial de Salud, del Ministerio de Salud Pública de Tucumán, Fernando Avellaneda, recomendó a la población no tener este tipo de elementos en los hogares con niños pequeños. “Ante la posibilidad de que el chico haya ingerido o inhalado esa sustancia, hay que concurrir inmediatamente a un centro de salud, ahí el profesional evaluará la necesidad de derivación”, explicó. A su vez, destacó que “la inhalación puede generar un daño pulmonar muy grave que a veces es irreversible. Es muy importante que los padres sepan que este elemento es tremendamente dañino, por lo tanto hay que descartarlo de las casas”.

Compartir: 

Twitter
 

La purpurina contiene metales pesados como plomo y cobre, que son altamente tóxicos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared