SOCIEDAD › UNA CHICA DE VILLA MITRE DESAPARECIDA EL VIERNES FUE ENCONTRADA ASFIXIADA AL COSTADO DE UNA RUTA EN LLAVALLOL

Daiana, el nuevo nombre de un horror repetido

La joven, de 19 años, había salido a una supuesta entrevista laboral. A una amiga con la que iba a cenar después, en Palermo, le contó por whatsapp que estaba yendo “en un auto”. Después no respondió más. El cadáver estaba semidesnudo, con una media en la boca.

Daiana Ayelén García, de 19 años, la joven que estaba desaparecida desde el viernes a las siete de la tarde, cuando salió de su casa del barrio porteño de Villa Mitre para ir a una entrevista laboral en Palermo, fue hallada asesinada en la localidad bonaerense de Llavallol. El cuerpo apareció dentro de una bolsa de tela de color blanco y se determinó que la muerte se produjo por asfixia. La víctima, que apareció semidesnuda, tenía una media que le obstruía la cavidad bucal y en principio no tenía signos visibles de abuso sexual. Paula, una amiga de Daiana con la que iban a encontrarse el viernes para ir juntas a cenar, dijo que se comunicó con ella por whatsapp, por última vez el mismo viernes, a las 21.15, y cinco minutos después “ella se desconectó del mundo”. Daiana le dijo a su amiga que “iba en auto” hacia un local gastronómico donde iba a tener la entrevista laboral. Nunca comentó con quién iba en el auto, ni con qué persona había pactado la cita laboral.

“Fui la última persona que habló con ella”, antes de la desaparición, aseguró Paula ante los periodistas. La chica confirmó que habían acordado ir a comer juntas en el McDonald’s ubicado en avenida San Martín y Alvarez Jonte, en La Paternal. “El viernes salí del colegio y llegué a mi casa (...). Ella me escribió (por whatsapp) a eso de las siete y media para ver si quería cenar con ella. Le dije que no tenía plata (...) y ella me dijo ‘no, no, no, yo te pago, invito yo’”. Paula agregó que Daiana “algo me quería decir, algo raro, no sé. Capaz que no era nada malo”.

La joven, que declaró en la causa cuando Daiana todavía estaba desaparecida, contó que le había enviado un mensaje a Daiana a las 20.30 del viernes para saber “si ella quería que me fuera cambiando para salir”. Recién le contestó a las “nueve y tres minutos” y le dijo que iba “en auto”, sin precisar con quién estaba en ese momento. Paula descartó que su amiga estuviera en un taxi porque “me lo hubiera dicho”. A las 21.15 tuvo el último contacto. “Creo que si ella tuvo realmente la entrevista (laboral) fue como que alguien le ofreció llevarla, pero no lo sé.” La chica dijo que creía que la entrevista era “con el tío de un amigo, pero no sé quién es esa persona” y que era la segunda vez que se entrevistaba.

Paula recordó que el 7 de este mes tomaron un helado juntas y Daiana le comentó que iba a tener “una entrevista” por cuestiones de trabajo, pero no le dijo nada más. “Ella quería trabajar con algo relacionado con imágenes, tipo fotografía (...). Ella no era de guardarse sus cosas conmigo, no sé con los demás. Ella quería trabajar, tener su plata y el día de mañana hacer lo que le gustaba, como toda persona.”

Consultada sobre si su amiga tenía novio, Paula dijo que la víctima había estado “saliendo con un chico (llamado Cristian), pero quedaron como amigos”. Agregó que es posible que haya tenido alguna conversación con otro chico, pero duda de que haya llegado a algo porque “ella después dijo que no quería tener nada con nadie”. Paula se mostró apesadumbrada por el desenlace: “Tenía fe de que iba a aparecer bien, capaz que golpeada. Pero cuando vi esta mañana la noticia no sabía qué hacer. Lloré, lloré y lloré. Fue un momento en que la necesitaba y quería verla, pero todavía no lo puedo creer, siento que no es ella”.

Paula dijo que ahora están tratando de analizar, en las redes sociales, con quién puede haber sido esa entrevista. “Están revisando las computadoras de Daiana para saber con quién fue la última persona con la que habló” por ese medio.

El cuerpo de la víctima fue encontrado el sábado, a las 10.30, a un costado de la ruta 4 (Camino de Cintura), en el cruce con la calle Libres del Sur, en la localidad de Llavallol, partido de Lomas de Zamora. El cadáver estaba adentro de una bolsa de arpillera de color blanco; la víctima sólo vestía una remera y estaba desnuda de la cintura para abajo. No encontraron el short de jean con el que había salido de su casa. Tenía puestas unas sandalias con plataforma y una media adentro de la boca. Los peritos dijeron que murió asfixiada. No había recibido heridas ni de bala ni de armas blancas. Hasta ayer no se habían encontrado la mochila marrón que llevaba la víctima ni su teléfono celular.

El cuerpo fue hallado por un hombre que iba en una moto y vio la bolsa blanca que contenía el cuerpo. El motociclista primero le dio aviso a un empleado municipal que trabajaba en la zona, quien a su vez se comunicó con el 911. La policía constató la presencia del cadáver semidesnudo, que en la parte baja del abdomen tenía un tatuaje con un signo y una frase.

Una fuente policial confirmó que, a simple vista, el cuerpo no tenía signos visibles de violencia. Al principio, nadie sospechó que pudiera tratarse de Daiana, porque se estimó que era una mujer de entre 22 y 25 años. Al día siguiente, al recopilar información sobre la desaparición de la joven que vivía en Villa Mitre, surgió la hipótesis de Daiana.

Ante las fuertes sospechas de que podía tratarse de la joven desaparecida el viernes, los investigadores citaron para ayer a la mañana a los padres de la joven, que se presentaron en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora. El padre de la joven la identificó.

Cinthia, una tía de Daiana, confirmó que la familia todavía no sabe con quién fue a entrevistarse la joven. Por esa razón, peritos informáticos analizan los últimos movimientos de la joven en las redes sociales y los registros de su tarjeta SUBE.

“Nadie sabe nada de la persona a quien la recomendaron, ni del amigo que la recomendó ni de quién iba a recibirla. Ella le dijo a la mamá que era en una casa de ropa en Dorrego y Cabrera, pero ahí casa de ropa no hay, así que imaginamos que fue a encontrarse con esa persona a un bar o a alguna oficina”, informó la tía. La mujer confirmó que Daiana se había “distanciado” hace tres semanas del chico con el que estaba saliendo.

Ahora se buscan imágenes de cámaras de seguridad ubicadas en la zona donde apareció el cuerpo. En el caso interviene la seccional 41ª de la Policía Federal, que recibió la denuncia por la desaparición de la joven, bajo las órdenes del fiscal porteño Lucio Herrera y de la jueza de instrucción Gabriela Lanz.

Compartir: 

Twitter
 

Daiana Ayelén García intercambió mensajes hasta cinco minutos antes de desconectar el celular.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared