SOCIEDAD › UNA MUJER Y DOS HIJOS MURIERON EN UN INCENDIO EN ITUZAINGó

El frío produjo una tragedia

Una madre y dos de sus hijos murieron ayer a la mañana tras incendiarse la casa en la que habitaban junto con el resto de su familia, en el partido bonaerense de Ituzaingó. En el siniestro resultaron heridos el marido de la víctima y otros dos hijos del matrimonio, menores de edad, que fueron trasladados con quemaduras de diferentes grados a un hospital de la zona. Según Defensa Civil y los bomberos del partido, el fuego se desató por un cortocircuito en una estufa eléctrica.

El incendio se registró cerca de las 6.45 de la mañana en una vivienda familiar ubicada en las calles Ayola y Ringuelet, en el barrio Villa León, y según los primeros peritajes se produjo por un cortocircuito en un caloventor que permanecía encendido.

El fuego comenzó en una de las habitaciones de la casa, en la que dormía una mujer de 43 años, identificada como Elizabeth Iturrieta, y al menos dos de sus hijos, de 10 y 3 años, que perdieron la vida tras quedar atrapados con su madre durante el incendio.

Al mismo tiempo, en otra habitación estaban durmiendo el padre de los niños, que trabaja como taxista, en compañía de otros dos de sus chicos. Todos los damnificados permanecen internados en el Hospital Municipal de Ituzaingó por algunas quemaduras que sufrieron aunque, según trascendió, sus vidas se encuentran fuera de peligro.

A horas del incendio, los vecinos de la familia denunciaron que luego de esperar durante bastante tiempo que una ambulancia se hiciera presente, la asistencia llegó al lugar “y se fue porque dijo que la gente estaba muy nerviosa”. Además, apuntaron que los bomberos “tardaron casi una hora” en llegar al lugar del siniestro. Ante esta versión, fuentes del cuartel local indicaron que recibieron el alerta a las 7.02 y a las 7.10 ya estaban ahí con dos dotaciones prestos a combatir el incendio.

Otros vecinos manifestaron que “uno de los bomberos entró (a la propiedad), pero no se podía hacer nada, no se podía por el humo” que obstruía la visión. Además, según relataron, “el chico más grande salió casi desnudo a la calle. Estaba todo ensangrentado por romper los vidrios para intentar rescatar a sus hermanos”, explicó otra habitante del barrio.

En el lugar trabajaron durante varias horas la policía y los bomberos de la localidad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.