SOCIEDAD › VARIAS LOCALIDADES ESTáN AISLADAS POR EL DESBORDE DEL SALADO

Los aislados por la crecida

La crecida del río Salado el fin de semana pasado mantiene aisladas a varias poblaciones del interior bonaerense. Pila tiene el 70 por ciento bajo el agua, Beguerie lleva diez días aislada. Defensa Civil sostiene que los cascos urbanos no están en riesgo.

Miles de hectáreas continúan afectadas por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, tras la crecida del fin de semana registrada en distintos tramos de la cuenca del río Salado. El 70 por ciento de Pila sigue bajo el agua, con familias aún rodeadas por el agua. La localidad de Carlos Beguerie, de 400 habitantes, lleva más de 10 días aislada por el anegamiento de los caminos rurales que la conectan con los pueblos vecinos. Villanueva, perteneciente al partido de General Paz, tiene su acceso principal cortado y recibe asistencia del Ejército e Infantería de Marina. Otras poblaciones afectadas son Viamonte, Bragado, Roque Pérez, General Belgrano, Lezama, Castelli, Chascomús y Dolores. Defensa Civil aseguró que la crecida del río Salado no compromete cascos urbanos y varias rutas siguen cortadas. Aun con dificultades, la situación se presenta “estable y con perspectiva de mejora para las próximas 48 horas”, afirmaron funcionarios bonaerenses que sobrevolaron la zona.

La localidad de Pila está rodeada por las aguas, que llegan a unas 20 cuadras del casco céntrico. El intendente local, Gustavo Walker, advirtió que “un 70 por ciento del distrito está bajo el agua. Tenemos alrededor de 500 personas aisladas en diferentes lugares del distrito, provistas de víveres con helicópteros, un camión del Ejército y semirrígidos de bomberos. Estamos complicados, la estamos pasando muy mal. Tenemos 320 mil cabezas y mucha hacienda se está ahogando. Esta es una de las inundaciones más grandes que yo recuerde. Soy intendente hace 12 años, fui bombero voluntario y el crecimiento de los canales y del río Salado nos está enloqueciendo. Encima tenemos anuncios de más precipitaciones”, concluyó.

Casi la mitad de la zona rural del partido bonaerense de Roque Pérez permanece bajo agua por el desborde del Salado y sus arroyos afluentes.

“Beguerie es la localidad más afectada; está aislada hace más de 10 días y con todos los caminos inundados”, explicó Iván Racero, el coordinador de Defensa Civil del partido. Unas 100 personas permanecen aisladas en el interior de los campos, a quienes se asiste utilizando “lanchas en algunos casos”. Con respecto a las pérdidas económicas, Racero estimó también que los mayores daños los está sufriendo el sector ganadero: “Tocó en una época de parición de animales y muchos se ahogaron”, relató.

Aun con camiones del Ejército, vehículos anfibios de la Armada y botes que aportó la Prefectura Naval Argentina, Villanueva continúa aislada desde el jueves pasado, ya que el único camino de acceso al pueblo se halla cortado por el desborde de un arroyo afluente del río Salado. “No padecemos desabastecimiento”, afirmó el secretario de Gobierno, Juan Manuel Alvarez.

Según informes de la Dirección provincial de Hidráulica que monitorea la cuenca, el nivel del río Salado alcanzó su pico máximo el domingo y se espera que a partir de hoy comience a bajar. El Comité de Emergencia provincial, conformado por Prefectura Naval Argentina, Ejército Argentino, Defensa Civil provincial, Ministerio de Seguridad, Presidencia de la Nación y Cruz Roja intercambia permanentemente información de los puntos críticos para una mejor asistencia a los damnificados. “La crecida del río Salado no compromete cascos urbanos”, aseguró el director de Defensa Civil bonaerense, Luciano Timerman, quien destacó la puesta en marcha de un operativo preventivo en la cuenca baja, afirmando que en General Belgrano “se está trabajando con bombas que extraen entre 12 y 15 millones de litros de agua por hora”. Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que “si bien está complicado, seguimos la situación segundo a segundo y mantenemos nuestros dispositivos en estado de emergencia”.

Por último, Dirección de Vialidad informó que las rutas provinciales 41, 46 y 50 permanecían cerradas al tránsito en diversos tramos, mientras evalúa el estado de los puentes y aconseja circular con suma precaución.

Compartir: 

Twitter
 

Llegar hasta donde se encuentran algunos pobladores sólo se puede hacer utilizando lanchones.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.