SOCIEDAD › LA JUSTICIA DISPUSO QUE EL “FELIZ CUMPLEAñOS” NO TIENE DERECHOS DE AUTOR

A soplar las velitas sin culpa

La discográfica Warner Music exigía derechos sobre el “Happy Birthday” y hasta cobraba dos millones de dólares al año por eso. Ahora, un juez de EE.UU. dispuso que la empresa no tiene pruebas para sustentar su reclamo y consideró que es una canción de propiedad pública.

Un juez federal de Los Angeles, en Estados Unidos, determinó que ya se puede cantar el “Feliz cumpleaños” sin correr riesgo de cometer un delito. La sentencia de la Justicia estadounidense determinó que la letra y la melodía del famoso “Happy Birthday” dejó de estar sujeta a derechos de autor que hasta el momento se atribuía la empresa discográfica Warner.

Durante décadas fue Warner/ Chappell, una división de Warner Music, que aseguró tener los derechos de la canción que se usa para desear feliz cumpleaños, y que cobró una gran cantidad de dinero en concepto de derechos de autor. Luego de años de disputa sobre el “copyright” de la canción, el juez federal George King determinó que Warner/Chappell no tiene los derechos sobre el conjunto de la canción, sino sobre algunos arreglos de la música.

Este fallo pone fin a una batalla jurídica contra Warner que emprendieron hace dos años un músico y una cineasta que estaban haciendo una película sobre la canción. Warner les había exigido que le pagaran 1500 dólares para tener el derecho de reproducir “Happy Birthday” en la película, pero Rupa Marya y Robert Siegel argumentaron que la canción, que data del siglo XIX, es de dominio público. La discográfica, por su parte, sostuvo que la empresa compró “Happy Birthday” en 1988 a Summy Co., una compañía que aseguraba ser propietaria de la canción y poseer sus derechos desde 1935.

“Summy Co. jamás adquirió los derechos de la letra ‘Happy Birthday’. Los demandados, como sucesores de interés de Summy Co., no poseen derechos de autor válidos de la letra ‘Happy Birthday’”, indicó el juez sobre la base de un documento de 1935, la supuesta prueba esgrimida por Warner.

“Al fin se terminó la farsa”, indicó el abogado de los demandantes. Entre las evidencias presentadas por la cineasta y el músico se encuentra un libro de canciones de 1927 que tiene la letra del “Happy Birthday” sin ningún aviso sobre derechos de autor y que es anterior al registro de propiedad intelectual de la melodía, realizado en 1935.

La conocida melodía fue tomada de la canción de finales del siglo XIX “Good Morning to all”, de las hermanas Mildred J. y Patty Smith Hill, y, de acuerdo con King, algunos de sus extractos se registraron en 1935 por parte de Summy Co. Años más tarde, la firma discográfica Warner compró ese documento, motivo por el cual recaudaba dos millones de dólares al año en concepto de propiedad intelectual.

Hasta ayer, cualquiera que quisiera utilizar la canción con fines lucrativos, ya fuera para una producción cinematográfica, teatral, televisiva o en cartas auditivas de felicitación, debía pagar a Warner por los derechos. Ahora pasa a ser considerada de propiedad pública.

Compartir: 

Twitter
 

La disputa legal en torno de los derechos del “Feliz cumpleaños” demandó dos años.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.