SOCIEDAD › UNA LEY AMPLIA EL PLAZO DE PRESCRIPCION DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL

Los abusadores, más cercados

A partir de ahora, la prescripción empezará a contarse desde el momento en que la víctima realiza la denuncia. El mismo criterio se aplicará al delito de trata. La nueva ley facilitará que muchos de los casos de abuso sexual infantil no queden impunes.

 Por Mariana Carbajal

“La verdad, es un sueño cumplido. Hace tan solo dos años comencé a luchar por esta causa, ni siquiera ya por mí, sino pensando en la cantidad de niños que están siendo abusados y que seguramente no podrán hablar de esto hasta dentro de muchísimos años”, se emocionó ayer, en diálogo con Página/12, Julieta Añazco, sobreviviente de abuso sexual infantil de parte de un cura, al enterarse de la sanción en el Senado de la ley que amplía los plazos de prescripción de los delitos contra la integridad sexual de los menores de edad. El proyecto, impulsado por la senadora entrerriana del FpV Singrid Kunath, había vuelto a la Cámara alta con algunas modificaciones de Diputados, y fue aprobada por unanimidad con los cambios introducidos. A partir de ahora, la prescripción empezará a correr desde el momento en que la víctima realiza la denuncia o la ratifica en caso de que la haya hecho otra persona. El mismo criterio se aplicará al delito de trata. Además, los condenados que hubieran aprovechado su cargo o posición para la comisión del abuso sexual, quedarán inhabilitados para ejercer o desempeñar esa función por el resto de sus vidas.

“Así que mi lucha era por esos niños y mujeres abusadas y violentadas. En este camino he conocido muchas mujeres y hombres adultos que por primera vez contaron que fueron abusados y que tienen la necesidad de denunciar. Porque para muchos de nosotros, parte de nuestra sanación es poder denunciar penalmente a nuestros abusadores. Además de poder dejar asentado legalmente el nombre de ellos para futuras denuncias, porque lamentablemente, sabemos que una persona que abusa, no abusa de un solo niño, lo hará siempre”, agregó Añazco, quien hace dos años, cuando rondaba los 40, denunció al cura católico Héctor Ricardo Giménez por haberla manoseado a principios de los 80. Aquellos episodios dolorosos de su infancia los había anulado en su memoria. La ley facilitará que muchos de los casos de abuso sexual infantil no queden impunes.

“Uno siente que no les puede cambiar las vidas a las personas que vivieron situaciones tan dolorosas. Pero les estamos dando mayores posibilidades para que estos delitos se puedan visibilizar y puedan instar la acción penal”, dijo a este diario la senadora Kunath, “muy satisfecha” con la redacción final de la ley. “Es producto del consenso, quedó muy bien”, destacó.

La iniciativa originalmente planteaba la “imprescriptibilidad” de esos delitos. Pero esa fórmula se discutió en Diputados y se modificó por la que ayer quedó convertida en ley. “Este proyecto fue inspirado en muchos casos que hoy están en la Justicia y que tienen dificultades para avanzar porque se plantea que los hechos denunciados han prescripto”, indicó Kunath. Las víctimas de abuso sexual infantil a veces recién cuando son adultas recuerdan aquellas situaciones o pueden ponerlas en palabras, dado que en general los perpetradores suelen ser personas de su entorno más cercano, que las amenazan para que guarden y les causan con su accionar enormes heridas psíquicas. La norma modifica la denominada Ley Piazza, por la cual el plazo de prescripción del abuso sexual ya se computaba a partir de que la víctima cumpliera la mayoría de edad.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, la prescripción empezaba a correr a partir de la mayoría de edad de la víctima.
Imagen: telam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.