SOCIEDAD › UN TRIBUNAL DE CORRIENTES CONDENO A UNA PAREJA

Veinte años por secuestrar una niña

Una pareja fue condenada a 20 años de prisión en Corrientes por haber secuestrado de un jardín maternal el año pasado a una niña de dos años, nieta de un importante empresario local, la cual horas después fue hallada sana y salva, deambulando en un barrio de esa capital provincial. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de esa provincia halló a Fabricio Solari (34) y Liz Martínez (23) como coautores de “secuestro extorsivo agravado por la condición de la víctima”, en razón de su edad.

Luego de conocerse el fallo, Antonella del Balzo, madre de la niña víctima del secuestro, dijo que “se hizo justicia”.

“Yo como mamá nunca más voy a estar tranquila porque me sacaron a mi hija, pero hoy me voy a casa y abrazaré fuerte a Juanita”, dijo la mujer.

Por su parte, el abogado de la familia, Jorge Buompadre, expresó su satisfacción por la condena y afirmó: “Estamos conformes y la familia también”. “Estamos satisfechos porque el Tribunal se acogió a nuestros argumentos”, expresó el letrado, a la vez que agregó que “estos hechos no deben repetirse” y consideró que las sentencias “deben tener un sentido pedagógico”.

En tanto, los abogados de los acusados, Guillermo Rojas Buselatto y Yamandú Barrios, calificaron de “exagerada” la sentencia. “No se puede comparar este caso con el de Schaerer. La duración del cautiverio de la niña fue por unas horas. Cristian sigue sin aparecer, tuvo un trato inhumano y atroz. A la niña le compraron comida, leche, pañales, se preocuparon por su integridad física”, había alegado Barrios.

Los hechos ocurrieron el 4 de junio de 2014 en el jardín maternal privado Luna Gorda, cuando la secretaria del establecimiento recibió la llamada telefónica de un hombre que se hizo pasar por el padre de la pequeña y les indicó que sería retirada por una mujer a las 11, para ir al médico. Al rato, la nieta del empresario fue retirada por una joven (que resultó ser Martínez) y trasladada en un auto blanco. Minutos después, la madre recibió una llamada telefónica en la que le exigieron seis millones de pesos por la liberación de la nena. Según fuentes judiciales, el rescate nunca se pagó y tras permanecer unas cinco horas cautiva, la pequeña fue encontrada en el barrio San Gerónimo, frente a una escuela, por una vecina que pasaba por el lugar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.