SOCIEDAD

Paro cardíaco en la detención

Un policía bonaerense falleció el miércoles mientras se cumplía una detención por denuncia de violencia de género. La autopsia confirmó que sufrió un infarto. Se trata del teniente Carlos Equiaca (53), quien además tenía antecedentes cardíacos y diabetes. Si bien habían surgido versiones de que Equiaca había muerto en un forcejeo e incluso de un disparo, la autopsia confirmó que se trató de “una muerte natural”. El hecho ocurrió alrededor de las 14.30 del miércoles en una vivienda de la calle San Jorge al 1000. en el partido de Pilar, donde el móvil 20062 del CPC Pilar arribó a raíz de un llamado al 911 por “confrontación familiar”. Equiaca y su compañero fueron atendidos por un joven que los disuadió por lo que los dos efectivos tomaron sus datos y se retiraron. Diez minutos más tarde, se recibió un nuevo llamado al 911 de ese domicilio, por lo que los mismos policías fueron enviados y se encontraron en la puerta del domicilio con una mujer de nacionalidad peruana llorando y que les dijo que se quería ir por la infidelidad de su pareja y no le dejaba llevarse a sus hijos. Los policías detuvieron al hombre y lo introdujeron esposado en el patrullero. El detenido comenzó a gritar por lo que Equiaca abrió la puerta para hablarle y tranquilizarlo, pero el hombre comenzó a lanzar patadas y el teniente cerró. Acto seguido, se desmayó. Cuando lo llevaron al hospital ya había fallecido.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.