SOCIEDAD › LA LEGISLATURA APROBO LA CESION DEL DOMINIO DE TERRENOS PUBLICOS AL ARZOBISPADO

Otras escrituras para las parroquias

Por amplia mayoría, el cuerpo legislativo porteño aprobó pasar el dominio de predios del Estado local al Arzobispado, tras declararlos “innecesarios”. Quedó exceptuado un terreno de Caballito que pertenece a escuelas públicas, y que una parroquia ocupó.

Los legisladores porteños dieron ayer la sanción definitiva a una ley que transfiere una quincena de terrenos de la ciudad de Buenos Aires donde funcionan parroquias de la Iglesia Católica a la órbita del Arzobispado de Buenos Aires, porque la Ciudad los considera “innecesarios”. En el listado original figuraba un predio de Caballito perteneciente a la escuela N°3, Primera Junta, y al jardín de infantes Margarita Ravioli, que la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé reclamaba como propio. Sin embargo, luego de las actividades de protesta de la comunidad educativa, ese terreno quedó fuera del listado del proyecto convertido en ley.

La ley fue sancionada con 48 votos positivos, seis negativos y cinco abstenciones, en el marco de la sesión ordinaria de la Legislatura para la entrega de los predios que el Gobierno porteño consideró “innecesarios” para la Ciudad. Entre los negativos figuraron los votos de José Cruz Campagnoli y Gabriela Cerruti del bloque Nuevo Encuentro, María Rachid (FpV), Marcelo Ramal (FIT), Pablo Ferreyra (Seamos Libres), Hernán Rossi (SUMA+) y Alejandro Bodart (MST).

En diálogo con este diario, Campagnoli explicó que se opuso porque su espacio político no comparte “la idea de enajenar terrenos públicos para cederlos a una institución religiosa en una Ciudad que es laica y cuyo Estado no puede estar al servicio de un credo religioso”.

La iniciativa del Ejecutivo abarcaba predios distribuidos por toda la Ciudad, incluido el de Caballito, donde está situada la capilla Nuestra Señora de Caacupé, lindante a la escuela primera “Primera Junta” y el jardín de infantes Margarita Ravioli. Los docentes, alumnos y padres de ambas escuelas se opusieron a la iniciativa porque consideran que la transferencia delimitada por el Ejecutivo sumaba una fracción de tierras que pertenece al establecimiento escolar y por ello realizaron en los últimos meses varias protestas, entre ellas, dos abrazos al predio.

En diálogo con Página/12, el vicepresidente de la cooperadora de la escuela 3 y delegado representante de las cooperadoras de toda la comuna 6, Mariano Yáñez, explicó que “la parroquia, que está emplazada sobre este predio delimitado por la calle Campichuelo, avenida Rivadavia y las vías del Ferrocarril Sarmiento, no tiene límites claros con la escuela”.

Según Yáñez, “el terreno fue cedido a la ciudad hace muchos años” pero la parroquia permaneció allí. De acuerdo con lo que contó a este diario, a medida que pasaban los recesos escolares y el lugar quedaba desocupado, la iglesia iba avanzando en sus obras. “Siempre buscaron ganar más espacio. En dos meses de vacaciones construían cosas como por ejemplo un comedor o una casa. Así es como le fueron ganando a la escuela alrededor de 30 metros”, expresó Yáñez.

“La comunidad del colegio estuvo presente en la votación. Vimos con satisfacción que se sacó el caso de la parroquia Caacupé”, relató Yáñez, y agregó que si bien están “conformes con esta decisión, persiste el desacuerdo con todo el proyecto de cesión de tierras en general”.

Las autoridades de la escuela siguen a la espera de que se haga una “demarcación de lo que realmente le corresponde a la iglesia”. “En general, no nos parece bien que se den a título gratuito terrenos de la ciudad de Buenos Aires, entendemos que tendría que haberse contemplado cada caso en particular y por separado porque son realidades distintas las de cada terreno”, opinó el representante de la cooperadora escolar.

“Los predios nos pertenecen a todos los habitantes de la Ciudad, el Arzobispado puede adquirirlos mediante transacciones de compra porque no le falta la capacidad adquisitiva para hacerlo, muchas veces lo ha hecho y eso no está mal”, agregó Yáñez. “Estos terrenos deberían en todo caso venderse al Arzobispado, que los adquiera como todos lo hacemos y que esos fondos vuelvan a la población general de la Ciudad”, agregó.

Desde la escuela consideraron la exclusión del caso de la parroquia de Caacupé como un logro que va “más allá de la comunidad educativa: es un logro de toda la ciudadanía, los vecinos nos respaldaron mucho. El próximo paso que queremos tener es una reunión con el Arzobispado y que en catastro se determine que corresponde a la escuela y que se retrotraiga la usurpación de un párroco que mandó a hacer una obra ilícita durante un receso escolar”, concluyó.

Además de los abrazos simbólicos, los representantes de la comunidad educativa participaron en la audiencia pública en la Legislatura porteña, realizada tras la primera votación de la ley y que estaba destinada a que la ciudadanía opinara sobre los proyectos en debate. Allí manifestaron su rechazo a la cesión del predio.

En rigor, la ley sancionada considera “oportuno transferir su dominio a título gratuito al Arzobispado de Buenos Aires a fin de que continúe con su labor pastoral” y abarca inmuebles “en los que actualmente funcionan distintas instituciones de la comunidad Católica Apostólica Romana, donde desarrollan tareas eclesiásticas”.

Informe: María Fernanda Rezzano.

Compartir: 

Twitter
 

La comunidad educativa denunció que la parroquia Nuestra Señora de Caacupé usurpó su terreno.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.