SOCIEDAD › QUISIERON ROBAR LA CASA DEL GUITARRISTA DE VICENTICO

Un intento de fabuloso robo

Tres hombres entraron a la casa de Gonzalo Córdoba, en La Lucila, y comenzaron a desvalijarla. Las dos nenas, de 9 y 13 años, llamaron a los padres por celular. La madre avisó a la policía, que rodeó la casa y logró detener a los tres asaltantes.

Una llamada realizada por la mayor de dos niñas de 9 y 13 años, hijas de un integrante de la banda de Vicentico, permitió la detención de tres hombres que habían ingresado a la casa de la familia, en la localidad bonaerense de La Lucila, aprovechando la ausencia momentánea de los padres de las chicas. Los ladrones, que aunque estaban armados no lastimaron a nadie, se estaban llevando dinero y objetos que redondeaban una suma cercana a los 350 mil pesos, pero fueron sorprendidos y detenidos por la policía cuando estaban escapando, cada uno por su lado. Las fuentes confirmaron que una de las niñas advirtió el ingreso de los ladrones y llamó a su madre, quien de inmediato se comunicó con el 911. Los hombres ingresaron a la vivienda forzando la puerta con una barreta.

El padre regresó de inmediato, pero al entrar a la casa fue atado a una silla, mientras las niñas eran encerradas en el sótano. La madre esperó en la vereda la llegada de los agentes policiales, que detuvieron a los tres y recuperaron lo robado. El hecho, que recién se conoció ayer, ocurrió el sábado a las cinco de la tarde, en una vivienda de la calle Tucumán al 3700, de La Lucila, en el partido de Vicente López, donde vive con su familia Gonzalo Luis Córdoba, de 44 años, guitarrista que forma parte de la banda que acompaña en su carrera como solista a Vicentico, líder de Los Fabulosos Cadillacs. El guitarrista Córdoba es un músico que ha tocado y grabado con otros artistas de renombre como Gustavo Cerati y Richard Coleman.

El informe dado a conocer ayer por fuentes policiales señaló que Córdoba y su esposa habían salido de la casa, el sábado por la tarde, para ir a llevar una mesa a otra propiedad que tienen a unas cinco cuadras de la que habitan y dejaron solas por unos minutos a sus dos hijas, de 9 y 13 años. En esos pocos minutos se produjo el ingreso de los tres hombres a la casa, luego de forzar la puerta principal utilizando una barreta de hierro que después fue encontrada por la policía.

La mayor de las chicas logró con un llamado telefónico avisar a sus padres que estaban entrando ladrones a la casa, por lo que de inmediato la pareja regresó a la vivienda y simultáneamente llamó al 911 para alertar a la policía sobre lo que estaba sucediendo.

La madre de las chicas se quedó afuera esperando a la policía, mientras que el padre entró a la casa con el fin de proteger a sus hijas. Los ladrones lo maniataron luego de amenazarlo con un arma de fuego y le taparon la cabeza con una manta, mientras las dos hijas eran encerradas en el sótano. Los ladrones se apoderaron de 21.600 dólares y 24.000 pesos –tomando el dólar a 15 pesos, es un total estimado de 348.000 pesos–, joyas, dos celulares iPhone y dos reproductores de música iPod, entre otros objetos de valor. Varios móviles del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Vicente López, de la comisaría primera de Olivos con jurisdicción en la zona y de las seccionales cercanas, arribaron al lugar y rodearon la manzana. Los delincuentes se dividieron y escaparon en direcciones opuestas por los techos y por el fondo, donde dejaron tirada la barreta de 25 centímetros con la que se cree rompieron la puerta principal y una ventana trasera.

El primero de los hombres, Jorge Daniel Giménez, de 42 años, fue atrapado oculto en un galpón de la casa lindera. Según informó la policía, tenía en su poder una mochila con la totalidad de los pesos y dólares robados en la casa, los celulares y los reproductores de música. El segundo en ser detenido fue César Luis Ordóñez, de 35 años, a quien encontraron en la casa que da a los fondos de la vivienda robada, sobre la calle Estrada al 3700. El tercer detenido, Facundo Emanuel González, de 30 años, fue apresado cuando corría por la calle Díaz Vélez, en el cruce con Tucumán. Tenía en su poder la llave de un auto marca Nissan, de color gris, que habían dejado estacionado a pocos metros. Todo indica que ése era el vehículo en el que se desplazaba la banda. Lo único que todavía no pudo encontrar la policía es el arma con la que amenazaron al guitarrista; se estima que la arrojaron en algún lugar que no fue establecido, por ahora, cuando escapaban al verse rodeados por los agentes que concurrieron al lugar. Los imputados fueron llevados ayer por la mañana ante el fiscal Alejandro Guevara, de la Unidad Fiscal de Instrucción de Vicente López Este, pero se negaron a prestar declaración, haciendo uso de sus derechos como imputados. Los tres quedaron detenidos, acusados por los delitos de “robo triplemente calificado por su comisión en poblado y en banda, por el uso de un arma cuya aptitud para el disparo no está probada”, dado que todavía no pudo ser encontrada, y “por efracción”, por haber roto la puerta de la casa, una medida de seguridad básica en una casa. Marcela, dueña de la vivienda lindera donde detuvieron a uno de los presuntos ladrones, explicó ayer a la prensa que los tres hombres “escaparon por los fondos y uno se metió en el quincho de mi casa. Yo vi la puerta entreabierta de mi fondo y me di cuenta de que había alguien. La policía lo detuvo en dos segundos”.

La mujer remarcó que “en este caso hay que destacar que la policía actuó rapidísimo, hicieron un despliegue impresionante y lograron detener a tres delincuentes”, uno en su quincho, otro “en la casa que da a los fondos y a otro a la vuelta”, enumeró. La mujer también confirmó que al sospechoso apresado en su quincho, Giménez, le secuestraron “una mochila con pertenencias de ellos”, en referencia a la familia damnificada.

Compartir: 

Twitter
 

Gonzalo Luis Córdoba, guitarrista de Vicentico, entró a la casa a rescatar a sus hijas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.