SOCIEDAD

PURGA

La Policía Bonaerense fue ayer escenario de una nueva limpieza. El ministro de Seguridad de la provincia, León Arslanian, separó a 46 efectivos supuestamente involucrados en casos de gatillo fácil, hechos de corrupción y abusos graves. La medida alcanza a tres capitanes, ocho tenientes primeros, cuatro tenientes, seis subtenientes, 17 sargentos y ocho oficiales de la fuerza, que fueron declarados prescindibles tras iniciárseles sumarios administrativos entre el 2003 y este año. Desde abril del año pasado fueron expulsados 935 integrantes de la fuerza a partir de la aplicación de la Ley de Emergencia Policial.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.