SOCIEDAD › EL TRIBUNAL LE IMPIDIO A CONZI JUGAR SU ULTIMA CARTA

De balas, videos y lágrimas

El hermano de Horacio Conzi no pudo exhibir un video con el que pretendía demostrar irregularidades en la causa. El tribunal rechazó la prueba porque le faltaba una faja de seguridad.

Hugo Conzi había centrado sus esperanzas en ese video. Decía que sus imágenes mostraban irregularidades en una pericia balística que incrimina a su hermano Horacio, el empresario gastronómico acusado por el crimen de Marcos Schenone. Pero el Tribunal Oral Criminal Nº 4 de San Isidro no permitió la exhibición del video, porque el escribano que selló la faja de seguridad para preservarlo no pudo acreditar que se tratara del mismo video, ya que no tenía las marcas que le habían colocado. Fue suficiente para que Hugo Conzi llorara en el estrado, golpeara la mesa con un puño y terminara denunciado por amenazas por un abogado de la familia Schenone. Se estima que el jueves comenzarán a desarrollarse los alegatos.
El video había sido anunciado como una prueba que apoyaría la teoría de un complot contra Horacio Conzi. Su hermano Hugo buscaba demostrar supuestas irregularidades en la custodia de una bala que implicó al acusado del crimen de Marcos Schenone con el video. En él se muestra la operación en la que se le extrajo una bala al remisero Rodolfo Fernández, quien conducía el auto atacado a tiros el 16 de enero de 2003.
Según el hermano del empresario acusado, en el video se apreciaría que se habría roto la cadena de custodia sobre esa bala que incriminaba a su hermano. Pero el escribano Máximo Sabastano Herten, último testigo del debate penal, apuntó: “No es el casete que yo firmé, es similar pero no tiene la faja que le puse, la firma, ni el sello, no puedo decir que sea el mismo”, dijo cuando le mostraron el video. Asimismo, el escribano recordó que cuando se extrajo la bala ninguna de las partes objetó la diligencia. Luego, los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Carlos Vales Garbo consideraron que el video no debía exhibirse.
Entonces, los defensores Ricardo Montemurro y Gonzalo Díaz Cantón pidieron que el video fuera revisado por Gendarmería, a fin de que se determine si la grabación es original o fue adulterada. Pero los jueces tampoco aceptaron ese planteo. Previo al receso, Hugo Conzi irrumpió en la sala y fue hacia el estrado en el que estaban los tres jueces.
A los gritos, les lanzó: “¿Por qué me hicieron esto?”, mientras derramaba algunas lágrimas delante del vocal Rossi. Mientras los otros dos jueces se retiraban, Conzi le dijo a Rossi: “Era la última prueba que me quedaba. Mi hermano es inocente”. Después golpeó la mesa con un puño y se agarró la cabeza con las manos. Finalmente, fue retirado por la policía, pero allí no terminó su pataleta.
En el pasillo se cruzó a Alejandro, hermano de Marcos Schenone, y al abogado de la querella José de Estrada, a quien hizo trastabillar en la escalera con un empujón. También le dijo algo por lo bajo. “Deténgalo, deténgalo... me amenazó”, gritó el letrado, quien lo denunció por amenazas en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10. Después, Hugo Conzi se dirigió a las cámaras de televisión y exclamó que “van a condenar a mi hermano sin pruebas”.
Por la tarde, se dio por concluida la parte penal y el debate oral continuó con la parte civil, ya que el mismo tribunal tratará también el resarcimiento económico a la familia Schenone, que reclama 9,5 millones de pesos a Horacio Conzi. Aducen que el joven tenía por delante una carrera profesional en Europa como corredor de mountain bike. Por eso, entre otros testigos, ayer declaró el entrenador de Marcos, quien dio cuenta de las condiciones de Schenone para ese deporte.
También se mostró un video con la carrera deportiva del joven, que debió verse en la unidad móvil de un canal, cuyos periodistas cubrían la jornada. Ocurre que el tribunal no tenía ni el televisor ni la reproductora necesarios para ver la cinta, ya que Hugo Conzi, ofendido, se los había llevado puesto que eran suyos.
Eugenio y Elsa Schenone, los padres de Marcos, aseguraron que en caso de ganar la demanda civil el dinero será destinado a una fundación que llevará el nombre de su hijo. Hoy no habrá audiencia, y mañana tampoco habrá actividad porque es el Día del Empleado Judicial. Se estima que los alegatos por la causa penal podrían iniciarse el jueves.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Conzi lloró frente al estrado, golpeó la mesa y se retiró del tribunal.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.