SOCIEDAD

En Misiones, un reclamo comunal terminó con el municipio quemado

Productores del campo, que piden un subsidio, destruyeron la Municipalidad y el Concejo.

Unos tres mil productores agropecuarios de Misiones, que reclamaban el pago de un subsidio nacional, prendieron fuego y destruyeron ayer a la tarde la sede de la Municipalidad de San Vicente, ubicada a unos 250 kilómetros al noreste de Posadas, la capital provincial.

El caos se desató a media tarde y fue precedido por momentos de tensión ya que, desde temprano, los productores de la zona comenzaron a concentrarse frente a la municipalidad para profundizar el reclamo.

La protesta comenzó el martes de la semana pasada por el pago de un subsidio que, en el marco de una situación de emergencia económica declarada por la sequía, había enviado la Nación y que representó unos 99 mil pesos. Los fondos, que se remitieron a la municipalidad, habrían sido desviados por el intendente Luis Benítez, del oficialista Frente Renovador, a la reparación de maquinarias y compra de combustibles, según se justificó el alcalde días atrás.

Al mediodía, más de 1500 manifestantes solicitaron la presencia de funcionarios del gobierno provincial, ya que, según dijeron, desconocían la autoridad del jefe comunal. En tanto, la sede del gobierno municipal se encontraba custodiada por unos 60 policías.

Cerca de las 17, los productores arremetieron con piedras y palos contra los policías que, ante la virulencia de los hechos, se replegaron hacia la parte trasera de la sede municipal. Sin la presencia de los guardias, los manifestantes destruyeron vidrios y aberturas para, luego, iniciar un incendio. Los bomberos que acudieron al lugar para intentar sofocar el fuego fueron agredidos por los manifestantes y optaron por retirarse sin poder actuar.

Al poco tiempo el fuego destruyó totalmente la construcción donde tiene su despacho el intendente y funciona el Concejo Deliberante, y dañó otras sedes vecinas. Numerosos vecinos que se comunicaron con radios de Posadas solicitaban anoche con urgencia mayor presencia policial, porque el caos se había apoderado de la localidad.

El intendente Benítez es un polémico funcionario que ya había sido destituido en dos oportunidades por los concejales bajo el cargo de malversación de fondos públicos, pero un error formal, en el primer caso, y una cuestión de procedimiento en el segundo lo restituyeron por vía del Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

Benítez también impulsó, a raíz del último proceso en su contra, la destitución de la ministra de la Corte misionera Marta Susana Catella, quien finalmente fue removida por un juicio político.

Antes de que todo terminara en incendio y escombros, en la zona ya había un clima de mucha tensión a raíz del corte de tránsito sobre las rutas 12 y 14 dispuesto por empresarios madereros, en protesta contra una decisión del Gobierno que impide provisoriamente la explotación del bosque nativo.

Los cortes, centralizados en localidades de la zona norte como San Pedro, San Vicente y Dos de Mayo, se llevaban adelante para reclamar al Ministerio de Ecología que agilizara la operatoria para emitir guías forestales, especialmente en esta zona.

En San Vicente, localidad que se identifica como la “capital nacional de la madera”, los manifestantes advirtieron que podría quedar incomunicada por los cortes de ruta que realizan los madereros, en distintos accesos. Allí, los madereros permiten el paso de automóviles y colectivos, pero no de camiones, aunque anunciaron un corte total para las próximas horas, lo que podría derivar en el desabastecimiento general en la zona.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.