EL PAíS

Un encuentro distendido y cordial entre el Gobierno y el Episcopado

El canciller Jorge Taiana y la conducción del Episcopado que encabeza el cardenal Jorge Bergoglio se reunieron ayer. Es un primer paso para la normalización de una relación conflictiva.

 Por Washington Uranga

“Distendido y cordial” fueron las palabras que usó un vocero oficioso del Episcopado para calificar el diálogo que ayer por la tarde mantuvieron, durante una hora y veinte minutos, el canciller Jorge Taiana y los miembros de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina. Para el ministro, el encuentro también fue “cordial”, señalando al mismo tiempo que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno son “normales e institucionales”. Por parte de la Iglesia se ratificó que la relación es “normal y muy fluida”.

Ninguno de los presentes aceptó referirse al contenido de la conversación que tuvo por escenario la sede capitalina del Episcopado y las partes eludieron la pregunta con un genérico “se analizaron muchos temas”. Sin embargo, se pudo conocer que entre tales temas se incluyó, además de un largo repaso a la situación política internacional, en especial de América latina, a cargo del canciller Taiana, una referencia particular al diferendo con Uruguay por la instalación de las plantas de pasta de celulosa en Fray Bentos.

Los obispos, a través del cardenal Bergoglio, hablaron de su disposición para colaborar junto con el Episcopado uruguayo y siempre que hiciese falta, para generar un clima de diálogo y negociación entre los dos pueblos. El ministro de Relaciones Exteriores agradeció el gesto señalando que, por el momento, y después del pronunciamiento de los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez en Chile, es preciso esperar el desarrollo de los acontecimientos.

De la reunión participaron, además de Taiana y Bergoglio, el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; los vicepresidentes de la Conferencia Episcopal, arzobispo Luis Villalba (Tucumán) y obispo Agustín Radrizzani (Lomas de Zamora), y el subsecretario del Episcopado, sacerdote Eduardo Pérez del Lago. Estuvo ausente el secretario general, el obispo Sergio Fenoy, porque se encuentra fuera del país participando en una reunión del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

El caso del obispo castrense Antonio Baseotto fue apenas mencionado en forma tangencial en la reunión. A la salida del encuentro, el canciller Taiana negó que el asunto haya sido considerado en su diálogo con los obispos. Se sabe que la Conferencia Episcopal prefiere mantenerse por el momento en un segundo plano respecto de este asunto y ha dejado que sea la Nunciatura Apostólica (la embajada del Vaticano) la que lleve adelante las conversaciones sobre el particular directamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de la Secretaría de Culto.

El encuentro entre las máximas autoridades de la jerarquía católica y Taiana se inscribe en una serie de gestos de diálogo entre la Iglesia y el Gobierno, que hace apenas una semana habían protagonizado otro capítulo cuando el ministro del Interior, Aníbal Fernández, concurrió también a la sede episcopal con ocasión de la presentación del libro Iglesia y democracia. A partir de hoy, y hasta mañana, sesionará la Comisión Permanente del Episcopado, presidida por Bergoglio e integrada por otros 21 obispos. Será la ocasión para revisar tanto temas institucionales como sobre la realidad del país y, nuevamente, la relaciones entre la jerarquía católica y el Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Jorge Taiana saluda al cardenal Jorge Bergoglio en la sede porteña del Episcopado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.