SOCIEDAD › LA JUEZA DECIDE EL FUTURO DE LA BANDA DE CROMAÑON

Los Callejeros en suspenso

Los músicos pidieron que se aliviara su situación procesal. La jueza Crotto se expedirá en los próximos días. La banda busca crear condiciones para volver a tocar. La causa por amenazas.

 Por Raúl Kollmann

La jueza del caso Cromañón, María Angélica Crotto, resolverá en los próximos días si cambia la calificación del delito que le imputa al grupo Callejeros. El abogado de los músicos, Eduardo Guarna, presentó hace casi un mes un pedido para que a los integrantes de Callejeros no se les impute “estrago doloso”, un delito muy grave, casi igual al de homicidio, y en cambio se les impute “estrago culposo”, que consiste en provocar, por ejemplo, un incendio pero sin intención. La magistrada les dio vista a las partes y dos grupos de familiares de las víctimas se pronunciaron en contra de alivianar la situación procesal de los músicos, el mismo criterio que sostuvo el fiscal, mientras que un sector de familiares, más allegado a Callejeros, está de acuerdo en el cambio de calificación. Hoy declara el conductor Mauro Viale en una causa en la que se investiga a tres padres por amenazar a los músicos de Callejeros. La denuncia la hicieron los propios roqueros.

El ex juez de la causa, Julio Lucini, fue quien agravó las acusaciones contra Callejeros siguiendo los criterios sugeridos, de hecho, por los integrantes de la Sala V de la Cámara del Crimen, Gustavo Bruzzone, María Laura Garrigós de Rébori y Rodolfo Pociello Argerich. En un fallo de los camaristas, éstos insistieron en que hubo una especie de co-organización del recital, que Callejeros incentivaba el uso de bengalas y que incluso había algún elemento que hacía sospechar que allegados a los músicos facilitaban el ingreso de pirotecnia. Los camaristas argumentaron que esa actividad continuó hasta la noche del desastre, pese a que hubo un incendio en un recital del día anterior, por lo que consideraron que los músicos, por omisión, provocaron el incendio. Para la Sala V, de todas maneras, la responsabilidad de los integrantes de Callejeros no es la misma que la de Omar Chabán que, por ejemplo, sabía que la puerta de emergencia alternativa estaba cerrada con candado y que no habría escapatoria en caso de incendio.

Estos lineamientos expuestos por la Cámara llevaron a Lucini a endurecer la acusación contra Callejeros: pasó de homicidio culposo a estrago doloso. Por ello, el defensor de los músicos, Eduardo Guarna, pidió la nulidad de esa resolución del ex juez ante la reintegrada magistrada, la doctora Crotto. Ante el planteo, la jueza les dio vista a todas las partes. De las numerosas querellas que representan a los familiares de las víctimas, sólo tres contestaron el requerimiento de Crotto. Dos abogados de familiares, José Iglesias y Patricio Poplasky, rechazaron categóricamente el planteo de que se aliviara la imputación a los músicos. La misma opinión habría sido emitida por el fiscal de la causa, Juan Manuel Sansone. A favor de Callejeros sólo se pronunció un grupo de familiares, allegados a los músicos, representados por el abogado Mauricio Castro, quien sostiene que el peso fundamental de la responsabilidad está en los funcionarios del gobierno de la Ciudad.

El rumor en Tribunales es que Crotto se expedirá en los próximos días y lo más probable es que reafirme la decisión de Lucini, o sea que los integrantes de Callejeros sigan imputados por el delito de estrago doloso, que tiene una pena de hasta 20 años de prisión. Los músicos están excarcelados porque la Sala V, con los votos de Bruzzone y Garrigós, ratificó su tradicional criterio de que los imputados pueden esperar el juicio en libertad.

En una causa paralela, iniciada por Guarna en representación de Callejeros, declarará hoy el conductor televisivo Mauro Viale. Los músicos acusan a tres padres por amenazarlos de muerte en caso de que vuelvan a tocar en un recital. Como una de esas supuestas amenazas se profirió en un programa de Viale, éste fue citado como testigo. Como ya adelantó Página/12, la jueza de instrucción Silvia López Crespo podría llamar a declaración indagatoria a esos tres padres de víctimas que, entre otras cosas, sostuvieron que si Callejeros toca en un recital “Pato Fontanet (el líder del grupo) se expone a que le peguen un tiro en la cabeza”. Por ahora, la decisión de Callejeros es no volver a tocar hasta que no avance esta causa por amenazas, porque los músicos consideran que en un clima intimidatorio resulta muy difícil organizar un recital, pese a que la Justicia ya ha dicho en dos fallos que no existe obstáculo para que vuelvan a los escenarios.

Compartir: 

Twitter
 

Gustavo Fontanet, el líder de la banda, pidió que se considerara culposa y no dolosa la acusación.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.