EL PAíS

Luis Abelardo Patti cada vez más lejos del Congreso

El ex subcomisario acusado de delitos de lesa humanidad conocerá hoy el dictamen de la Comisión de Diputados que decide si podrá asumir la banca. La mayoría rechaza su asunción.

 Por Adriana Meyer

La Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento de la Cámara de Diputados emitirá hoy un dictamen de mayoría proponiendo que el represor Luis Abelardo Patti no asuma la banca de diputado por inhabilidad moral y política, dado que cometió delitos de lesa humanidad antes, durante y después de la dictadura militar. Esto ocurrirá por la tarde, pero a mediodía el bloque de diputados de la Unión Cívica Radical decidirá si está dispuesto a pagar el costo político de pronunciarse en contra de la impugnación de Patti. Página/12 verificó que la mayoría de esta bancada tiene reparos a la hora de acompañar el bloqueo a Patti impulsado por el kirchnerismo y la centroizquierda. En caso de no contar con el apoyo de los radicales, durante la sesión especial del 23 de mayo, cuando se defina el futuro del ex subcomisario en el recinto, la votación será ajustada. En 2000, la UCR había apoyado la impugnación del genocida Antonio Bussi.

A las 18, en la comisión que preside Gerónimo Vargas Aignasse se exhibirán las dos posturas: una de mayoría, impulsada por el kirchnerismo y el ARI aceptando las impugnaciones, y otra que rechaza las acusaciones contra el ex intendente de Escobar y diputado electo, elaborada por sus legisladores del Partido Unidad Federal (Paufe) y sus aliados del PRO. En la reunión del mediodía, los cuatro radicales que participaron del proceso de impugnación en la comisión darán sus argumentos sobre la necesidad de aceptar la incorporación del represor como diputado. Los pruritos institucionales de la mayoría de ellos respecto del avasallamiento a la voluntad popular que significaría impedirle el acceso al Congreso serán confrontados con los propios antecedentes de la UCR, cuando en 2000 argumentó en contra de Bussi a través de la destacada actuación del radical tucumano Carlos Courel como impugnante del ex gobernador de facto. Este dato podría ser aportado por una diputada que, hasta ahora casi en soledad, se opone al ingreso de Patti. El otro dato a mencionar será el desempeño del diputado Federico Storani, quien integró el equipo de abogados de la familia de Osvaldo Cambiasso, cuyo caso es una de las pruebas fundamentales contra el ex subcomisario.

La impugnación debe contar con los dos tercios de los votos de los diputados presentes en la sesión del 23 para poder prosperar. Ese objetivo se dificultará cuantos más legisladores se sienten en sus bancas. Por lo tanto, un escenario posible es un recinto con muchas ausencias. A sus casi 120 miembros, el oficialismo sumará al ARI, a los socialistas, al duhaldismo residual dialoguista y a algunos diputados con monobloque (Bonasso, Tinnirello, Lozano), además de cinco radicales díscolos que vienen apoyando las iniciativas de la Rosada. Si concurren más de 220 diputados, los dos tercios necesarios se obtendrán con 146 votos. Además de sus tres diputados, a Patti lo respaldarán los macristas y murphistas de PRO, con los provinciales del mismo bloque, el duhaldismo duro aliado al menemismo y al adolfismo y probablemente la mayoría de los radicales. Este escenario contrasta con los 212 votos en contra que obtuvo Bussi hace seis años.

Compartir: 

Twitter
 

El ex subcomisario Patti se sentó sólo un ratito en el Congreso.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.