EL PAíS › ATAQUE A LA PRESIDENTA DE LAS MADRES DEL DOLOR

“Te dijimos que te callaras”

Viviam Perrone ayer no iba a ir a trabajar como todos los días. Se había tomado el día para visitar la tumba de su hijo, Kevin Sedano, quien murió hace exactamente cuatro años, atropellado por un auto en la localidad de Olivos. Cuando a la mañana salía de su casa, en Martínez, uno o dos hombres la sorprendieron. “Te dijimos que te callaras la boca”, le gritaron. Después le pegaron una patada en el estómago. Ella intentó defenderse con un aerosol de pimienta que tenía en el auto, pero al accionarlo se lo manotearon y se roció la cara. Por todo eso debió permanecer varias horas internada.

Desde hacía días, Viviam, también presidenta de la asociación Madres del Dolor, había recibido amenazas telefónicas en las que le decían “dejate de joder” o le preguntaban por su hijo. “Son unos cobardes –afirmó–, pero en realidad nunca pensé que iban a hacer algo así. No sé cuáles son los planes de ellos, pero voy a seguir hablando hasta el final de mis días. Y voy a seguir nombrando a (Eduardo) Sukiassian”, el joven que conducía el auto que en 2002 atropelló a Kevin.

El domingo, las Madres del Dolor, junto a otras organizaciones, realizaron una ronda en el Obelisco para recordar a Kevin y reclamar justicia. El juicio oral por homicidio culposo se realizará a partir del 22 de agosto en el Juzgado número 1 de San Isidro.

“Hoy es el día que estoy más débil, el día que más me cuesta estar viva. Alguien me estuvo siguiendo porque yo hoy tendría que estar trabajando en el colegio y no fui porque era el aniversario de la muerte de Kevin. Si es una mafia, no van a poder con nosotros”, indicó Perrone.

Consultada por si va a solicitar custodia policial, señaló: “No quiero una custodia especial. Ya tengo rejas y tengo alarma. Y tengo a mi hijo bajo tierra. No quiero que mi otra hija viva así”.

Kevin Sedano murió el 8 de mayo de 2002, luego de una semana de agonía como consecuencia de haber sido atropellado por un auto en la Avenida del Libertador, en Olivos. Junto a dos amigos cruzó corriendo la calle a la altura de la esquina con Corrientes cuando otro grupo de jóvenes los perseguía para robarles. Un Ford Escort lo embistió, frenó una cuadra más adelante y luego huyó sin prestar auxilio.

En repudio a la agresión, Madres del Dolor y otras organizaciones realizarán una manifestación en el Obelisco el próximo viernes a las 17.

Compartir: 

Twitter
 

Viviam Perrone fue vendada.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.