SOCIEDAD › RELATO EL CRIMEN DE LA MAESTRA

Una niña como testigo

El caso de Angela Argañaraz, la maestra desaparecida en Tucumán, subió un nuevo peldaño. La hija adoptiva de una de las dos ex religiosas detenidas (Nélida Fernández y Susana Acosta), de ocho años, dio la pauta de qué había ocurrido entre las dos mujeres y Argañaraz, durante la cual le asestaron un golpe con una sartén. El relato no puede ser tenido en cuenta en la causa por el vínculo de la niña. Entretanto, la declaración de un testigo de identidad reservada derivó en el procesamiento con prisión preventiva dispuesto sobre Fernández y Acosta.

El juez de instrucción Alfonso Zóttoli resolvió el procesamiento de las detenidas y les dictó la prisión preventiva tras el nuevo testimonio. De ese modo, el juez avaló el pedido que había realizado la fiscal Adriana Giannoni, por el delito de privación ilegítima de la libertad.

Pero lo más sorprendente del caso fue la declaración de dos maestras de la hija adoptiva de Fernández. Fuentes del caso señalaron que las docentes atestiguaron que en una excursión propusieron a toda la clase realizar un relato con tema libre y que la nena relató un cuento en el que describía una pelea entre Fernández, Acosta y Argañaraz en el departamento compartido por las dos acusadas. Por ser menor de edad y por el vínculo no está claro que pueda tomarse testimonio a la niña.

A su vez, el testigo de identidad reservada sostuvo que la pelea ocurrió el mismo día de la desaparición de Argañaraz y que mientras discutía con Acosta habría recibido un sartenazo por la espalda de parte de Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.