SOCIEDAD › CHICOS DE ESCUELAS “ZAP” QUE FORMARON UNA ORQUESTA

De Villa Lugano al Coliseo

Forman parte de un proyecto que incluye a chicos de Lugano y de algunas villas de Retiro. Mañana van a tocar en el Coliseo.

El director empuña la batuta con brío y determinación. “Allá atrás, más fuerte”, indica, mirando al grupo de los metales. “Ustedes, no se apuren”, dice inmediatamente después con la vista fijada en las cuerdas. Enfrente suyo y a los flancos los ejecutantes dan los últimos retoques antes de la gran presentación de mañana en el Teatro Coliseo, cuando compartan el escenario con Memphis La Blusera, entre otros. Sin embargo, no se trata de una orquesta más. La presencia de guardapolvos blancos y la baja estatura de los músicos dan la pauta: quienes tocan los instrumentos con el mismo ímpetu que se observa en el director son los chicos de la Orquesta Infantil de Villa Lugano. Unos 200 alumnos y alumnas de colegios primarios y secundarios del barrio que, a pesar de los escasos recursos con que viven, encuentran un espacio para tocar desde música clásica hasta tango y disfrutar de lo que sus profesores definen como “un aprendizaje en sí mismo”.
“No es una enseñanza con una meta de éxito determinada. Es un proyecto social, educativo y artístico, tres áreas igual de importantes para nosotros”, sostiene Claudio Espector, el director de la orquesta, cuando el cronista de este diario lo consulta acerca de los objetivos de sus clases. El proyecto al que se refiere el maestro es el de la formación de grupos musicales infanto juveniles del programa Zonas de Acción Prioritaria (ZAP), que desde 1998 lleva adelante la Secretaría de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. En él participan cerca de 200 chicos de Lugano y 30 de villas de emergencia de Retiro. “La experiencia de enseñarles a estos chicos es muy gratificante. Empezaron siendo 40 y ahora, pasados casi 4 años, superan los 200”, cuenta Espector, para luego detallar que “son alumnos de entre 6 y 15 años. Muchos de ellos están desde el principio y quedaron re enganchados con la música”.
Los chicos tienen una clase práctica por semana en sus colegios y todos los sábados se reúnen en la Escuela Nº 10 de Lugano para practicar durante 9 horas junto con sus profesores Gabriel Gallo, Fernando Gordo y el propio Espector, quien también es director del prestigioso conservatorio Manuel de Falla. Los instrumentos que utilizan, violines, violas, violonchelos, flautas, clarinetes, trombones y trompetas, fueron donados por diversas instituciones y por la propia Secretaría, organizadora de la función de mañana en el Coliseo. “También es muy importante el acompañamiento de los padres. Ellos se encargan de la parte logística: se ocupan de que sus hijos lleguen a horario, de conseguir sillas y de cuidar los instrumentos durante los fines de semana”, subrayan los profesores.
El jueves, Página 12 presenció el último ensayo de los chicos de Lugano. Reunidos en el aula principal de la Nº 10, entonaron desde una pieza folclórica húngara hasta Caminito. Concentrados en sus particellas, los pibes obedecieron felices las indicaciones de sus maestros.
–¿Vos qué tocás?– preguntó este diario a una de las chicas que corría de un lado a otro en busca de su instrumento.
–Toco la viola. Antes tocaba el violín, pero la viola me gusta más y la toco mejor– respondió Jessica, con sus orgullosos 10 años en clave de do.
Sentados en medio círculo, los músicos ya soñaban con la mañana de mañana. “Quiero que sea domingo y que mis papás me vean arriba del escenario”, confió con una mezcla de ansiedad y nervios Rocío, también de 10 años y compañera de filas de Jessica. Mientras tanto, su mamá, junto con los padres de otros 10 chicos escuchaban atentos las logradas melodías de la orquesta.
Lo cierto es que mañana a las 11, 80 chicos de la Orquesta Infantil se darán cita en el Coliseo para compartir el escenario con el grupo de blues Memphis La Blusera, con Paralelo 33 –un cuarteto reconocido compuesto solamente por instrumentos de percusión– y con la Orquesta Estudiantil de Buenos Aires, cuyo plantel está conformado por 70 alumnos de arte de escuelas primarias, secundarias, terciarios y universidades. Las entradas, desde 2 pesos, se podrán adquirir en las boleterías del teatro, en Marcelo T. de Alvear 1125. “La idea es recaudar fondos para la compra de nuevosinstrumentos para los chicos de la Escuela Nº 25 de Retiro y de útiles escolares para los establecimientos incluidos en el programa ZAP”, explicó Espector. Y concluyó: “Lo importante de esto es que (los chicos) la pasen bien. Que se sientan cómodos con lo que hacen y que la música los ayude a imaginar un mundo mejor”.

Producción: Darío Nudler

Compartir: 

Twitter
 

Los chicos en el último ensayo antes de llegar al Coliseo, cuya recaudación servirá para comprar más instrumentos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.