SOCIEDAD › OPINIóN

Buenos Aires country club

 Por Liliana Parada *

El gobierno macrista pretende aprobar contra reloj los proyectos oficialistas de “Rezonificación ex AU3” (Expte. 2369-D-2008) y el “Proyecto de Creación de la Sociedad del Estado Corporación Puerta Norte S. E.” (Expte. 1843-D-2009). Parecería existir un doble standard para el macrismo, al tratar proyectos de ley. Cuando se trata del Congreso Nacional, resulta escandaloso el apuro al tratar la ley de medios audiovisuales, pero en la Ciudad esto es una práctica sistemática: los proyectos no tienen la correspondiente discusión en las comisiones y los tiempos para el debate son directamente inexistentes.

Estos proyectos, por otra parte, niegan la historia de la traza ex AU3. Durante años, con la participación de aquellos que estaban relacionados con la problemática, diputados y arquitectos, se abordó el tema en todas sus dimensiones. El diálogo abarcó las cuestiones de convivencia y habitacionales de modo participativo, incluyendo la sanción de la ley 324 y la adjudicación de terrenos. Actualmente, si bien conviven diferentes intereses por parte de frentistas y beneficiarios de las leyes 324 y 341, existe un gran consenso sobre un barrio sin megaproyectos que cambien de modo definitivo la vida en el mismo.

Sin embargo, la novedad por parte del gobierno macrista es el proyecto de creación de la Sociedad del Estado Corporación Puerta Norte S. E. que tiene como objeto la venta de los inmuebles que han sido desalojados (el 35 por ciento del total de la traza), sumados a los que no han sido desalojados debido a la medida cautelar existente. Ello hace prever que está en marcha un gran negocio inmobiliario que, con el fin de maximizar ganancias, relegará las prioridades de los vecinos y la necesidad de espacios verdes, todo ello en violación a la Ley de Comunas.

Mientras tanto, la Ley 324 no se ha cumplido y los créditos hipotecarios no son otorgados debido al desfinanciamiento del IVC. Se explica que “no hay dinero” para poner en marcha los proyectos trabajados participativamente, ni para cumplir las leyes vigentes (324 y 341), pero se han otorgado, sin los más mínimos recaudos, cientos de subsidios con el único fin de “recuperar” los terrenos que ahora –Corporación Puerta Norte S. E. mediante– darán lugar a un negocio inmobiliario, de espaldas a los vecinos.

Hasta ahora, el gobierno macrista tenía como única política de vivienda el reparto de subsidios entre aquellos que ocupaban los inmuebles que se pretendían “recuperar”. Esta fue la verdadera acumulación originaria del macrismo: acaparar las tierras públicas, crear las condiciones del mercado y así generar los negocios inmobiliarios para fundar una Ciudad para pocos. Es por ello que ahora van por más, como quisieron hacer en Palermo y en Caballito. Van por la forma de vida de cientos de familias que no quieren megaproyectos en el barrio. Y es así como se llegó a la oposición de los vecinos, algo que el gobierno pretende no conocer.

Con la creación de la Corporación Puerta Norte S. E. termina de cerrarse el círculo que se abrió con el proyecto de Carlos Grosso durante el menemismo. Este proyecto fue retomado por el macrismo –porque en definitiva comparten una misma visión de Ciudad y de Nación– y no en vano se abrió el reparto de subsidios, indispensable para garantizar el gran negocio que esto habilitaría.

Ahora bien, no es sólo el enriquecimiento de los amigos del poder macrista lo que aquí se está jugando sino, sustancialmente, la fundación de una Ciudad para pocos, elitista y excluyente: Buenos Aires convertida en country.

* Legisladora porteña (Igualdad Social-Proyecto Sur)

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Buenos Aires country club
    Por Liliana Parada *
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.