SOCIEDAD

El hijo de Ezequiel

El sábado 29 de marzo pasado, a seis meses de la muerte de su papá, nació un bebé llamado David Ezequiel, hijo del joven Ezequiel Demonty y de quien fue su novia, Jessica Martín. “Ellos habían decidido que el niño se llamaría David, pero ante lo ocurrido, la mamá decidió que llevará como segundo nombre el de su padre”, explicó ayer a Página/12 una fuente de la familia. Dolores Ingamba, evangélica practicante, consideró al nacimiento como “un regalo del cielo”, según cuentan sus allegados.
En varias ocasiones, la mamá de Ezequiel ha dicho que ella ya “perdonó” a los policías que provocaron la muerte de su hijo. Sin embargo, aceptó presentarse en la causa como parte querellante porque quiere “que la Justicia de los hombres sea justa y condene a los culpables, porque lo que nosotros queremos es que esto no le pase a ningún otro chico”.
El nacimiento de David Ezequiel “es una forma de reparación, pero igual el dolor se mantiene porque su padre era tan joven, tan inocente, que no merecía morir. Nadie merece morir”, afirmó a este diario la fuente de la familia. De la mano de su fe, Dolores Ingamba ha llevado su mensaje de paz, incluso en una charla sobre “derechos humanos” que dio ante 300 efectivos policiales. En esa ocasión dijo: “Dios me ha enseñado a dar la vida y no a quitarla. Yo sé que la función de la policía es hacer cumplir la ley, pero también debe respetarla”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El hijo de Ezequiel
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.