SOCIEDAD

Una discusión por los límites

 Por Santiago Rodríguez

Desde Mar del Plata

Mientras los jóvenes se divierten, o al menos tratan de hacerlo, los adultos se siguen peleando. La historia tiene que ver con el horario de habilitación para los boliches que se convierten en bailables, con o sin habilitación para ello. La Cámara Marplatense de Bailables y Afines (Cambia) se reunió esta semana con el intendente, Gustavo Pulti, y con el ministro de Salud de la provincia, Alejandro Collia. Las autoridades les recordaron a los empresarios que la noche debe terminar a las 4.30 en los bares y pubs, y a las 5.30 en los bailables. La intervención de Collia, en la reunión, fue la de pedir “la colaboración de los empresarios para evitar que los jóvenes abusen del alcohol y que por esos excesos se produzcan disturbios como los que suelen ocurrir en esta época del año”.

Pulti dijo a este diario que lo que se busca es “dialogar y repasar algunas cosas que tienen que ver con tranquilizar a las familias, para que sepan que la noche marplatense es una celebración y una recreación”. Lo que dijeron los funcionarios, tanto Collia como Pulti, es que “hay que darles a las familias las mayores garantías de que los jóvenes en Mar del Plata se van a divertir en condiciones de seguridad y en el marco de los límites que fijan las normas”.

El límite horario es el más rotundo, porque deben cerrar los bares a las 4.30 y los boliches bailables a las 5.30, con la posibilidad en temporada de llevarlo hasta las 6.30. El tema del alcohol es menos manejable porque si bien hay límites para la venta en los negocios habituales (kioscos, supermercados, almacenes), donde el expendio debe terminar a las 21, en los boliches nocturnos los plazos y las copas se estiran, aunque deberían cerrar las barras una hora antes del fin de la actividad en el local.

El tercer tema es el límite de ocupación de los pubs o bailables, que depende de la capacidad de cada local. Al parecer, el tema se toma en cuenta, de allí las colas que hay en las puertas de acceso. Hasta ahora son nueve los boliches clausurados por infracciones a la ley de nocturnidad. Cuatro de esos lugares están en Mar del Plata. Las medidas fueron tomadas en razón de infracciones que van desde la venta de alcohol a menores hasta la prolongación de los horarios de admisión (2 de la mañana) y de cierre (4.30 o 6.30). Además de la clausura temporal, los empresarios de esos lugares tendrán que abonar multas que van de los diez mil a los cien mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una discusión por los límites
    Por Santiago Rodríguez
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared