EL PAIS › MULTISECTORIAL CONTRA LA SUBA DEL PASAJE

Un colectivo contra el aumento de los subtes

Reúne a un amplio arco de organizaciones políticas, sociales y gremiales y legisladores. Busca la suspensión del incremento y la convocatoria a una audiencia pública para debatir una eventual suba de la tarifa. Esta semana se abrirán los molinetes.

 Por Laura Vales

¿Qué podían tener en común Facundo Moyano con el Frente de Izquierda? ¿Y el Frente de Izquierda con el kirchnerismo? ¿Y la mitad de la CTA que responde a Hugo Yasky con la mitad de la CTA que sigue a Pablo Micheli? Hasta la semana pasada, poco y nada. Sin embargo, el viernes a la noche militantes de todos estos sectores se juntaron y se pusieron de acuerdo en armar una multisectorial contra el aumento en la tarifa del subte para salir a hacerle frente a la medida del macrismo. A partir del lunes abrirán los molinetes junto a los trabajadores en las seis líneas del subterráneo, permitiendo viajar gratis a los pasajeros durante las horas pico a lo largo de toda la semana, en las principales estaciones.

La protesta tiene dos objetivos: dejar sin efecto el aumento (para esto ya se han presentado varias medidas cautelares) y exigir al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que llame a una audiencia pública para que la decisión de subir el precio del pasaje sea previamente debatida, como marca la legislación.

La multisectorial contra el tarifazo en el subte salió de una reunión convocada por la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro en la sede de su sindicato. Los trabajadores habían liberado los molinetes durante la jornada de entrada en vigencia del nuevo boleto, no como una medida de fuerza de carácter sindical sino en solidaridad con los pasajeros, mientras legisladores y asociaciones de consumidores presentaban los pedidos de amparo.

Esa misma noche, en el local de la calle Carlos Calvo al 2300 se juntó un arco amplio de organizaciones políticas y sociales, dirigentes de gremios y legisladores. En el salón, que estuvo lleno, hubo integrantes de ATE, trabajadores de sectores del transporte, varios diputados de Nuevo Encuentro –la fuerza de Martín Sabbatella–, dirigentes de la villa 21-24, integrantes del Sindicato del Peaje que conduce Facundo Moyano, militantes del kirchnerismo de la ciudad, docentes, agrupaciones estudiantiles, telefónicos, integrantes de las mesas nacionales de los dos sectores en los que se partió la Central de Trabajadores de la Argentina y dirigentes de los partidos que integran el Frente de Izquierda.

Los participantes –por supuesto, con las previsibles diferencias entre sí– coincidieron en la crítica al macrismo y su decisión de aumentar el boleto a menos de 24 horas de hacerse cargo de los subtes, sin convocar a una audiencia pública y llevando el precio de 1,10 peso a 2,50. Otro punto de acuerdo fue que, aunque la audiencia pública no tenga carácter vinculante –es decir que lo que allí se discuta no será de cumplimiento obligatorio—, sí es una instancia que permitirá el debate de la medida que afecta a más de un millón y medio de personas que usan diariamente el servicio.

Finalmente, aprobaron participar del levantamiento de los molinetes. Los dos representantes del Sindicato del Peaje aclararon que debían llevar la propuesta a una consulta dentro de la CGT, pero su presencia en la reunión fue en sí misma un inédito gesto de apoyo. Horas antes, el titular del gremio y diputado nacional Facundo Moyano se había reunido con el titular de la Asociación Gremial del Subte, Roberto Pianelli, y expresado su respaldo ante la protesta por el tarifazo. Acordaron también que se apoyarán mutuamente en los reclamos al gobierno nacional por la personería gremial de sus organizaciones.

A partir de mañana, según el cronograma previsto, los molinetes serán abiertos de 7 a 10 a la mañana y de 16 a 19 en las estaciones de Retiro y Constitución (Línea C), Plaza de Mayo y Perú (A), Leandro N. Alem y Florida (B), Catedral y Pueyrredón (D), Plaza de los Virreyes y Bolívar (E) y Once (H). La intención es mantener la medida durante toda la semana, salvo que un amparo suspenda el aumento.

Ayer, la multisectorial recibió el apoyo de las asociaciones de consumidores que presentaron reclamos ante la Justicia y que comparten los objetivos de parar el tarifazo y conseguir que Macri convoque a una audiencia pública.

Sobre el tema, las autoridades porteñas argumentaron que el aumento en el boleto estaba legitimado por una audiencia pública realizada en 1998. Luego hablaron de realizar la audiencia pero dentro de 90 días, lo que no tendría sentido porque para entonces la suba sería ya un hecho consumado.

En los pedidos de amparo presentados en los tribunales, las asociaciones advirtieron que el aumento fue “indiscriminado e inconsulto” y “lesiona severamente no sólo el derecho a participar previsto en la Constitución porteña y en la legislación sobre la regulación de los servicios públicos, sino también el derecho a la igualdad y no discriminación de acuerdo con las condiciones socioeconómicas de cada usuario”.

El texto de este amparo –hay en preparación otros que se presentarán el lunes– fue firmado por Consumidores Libres, Deuco, Adduc y los legisladores Aníbal Ibarra, Susana Rinaldi, Delia Bisutti, María Elena Na-ddeo, María Rachid, Claudia Neira, Carlos Grisafi, Edgardo Forn y el auditor de la Ciudad, Eduardo Epszteyn. Algunos de estos diputados participaron de la reunión del viernes, mientras que parte de las organizaciones adhirieron durante la jornada de ayer y se sumarán a la apertura de los molinetes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared