EL PAIS › EL SOCIALISMO Y LA UCR VUELVEN A COQUETEAR CON UNA POSIBLE ALIANZA

Otra vez la misma discusión

Hermes Binner planteó la posibilidad y Ricardo Alfonsín dejó la puerta abierta a un reencuentro con los socialistas. Sin embargo, otros dirigentes del radicalismo y socios del santafesino en el FAP cruzaron críticas y reproches.

 Por Sebastian Abrevaya

Alcanzó con la tímida propuesta del socialista y líder del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, de volver a acercarse a la UCR, para que vuelvan a dispararse las peleas y pases de facturas en el arco opositor no peronista. El diputado radical Ricardo Alfonsín trató de recoger el guante con cautela y volver a tender puentes: “Nunca renuncié a trabajar por reunir estas dos tradiciones políticas”, dijo. Sin embargo, la vicepresidenta del Comité Nacional, Alicia Mastandrea, acusó a Binner de “haber tirado por la borda” una oportunidad “única” al romperse la incipiente sociedad en 2011 y agregó que por ahora es momento de introspección en la UCR. Para agregar pimienta, desde el FAP, el vocero del GEN, Gerardo Milman, y el dirigente de Libres del Sur, Humberto Tumini, cuestionaron el acuerdo con Francisco de Narváez y condicionaron un eventual acercamiento.

Desde el campamento anual del socialismo, esta vez en Tunuyán, Mendoza, Binner volvió a poner en discusión y sugerir un acuerdo con la UCR, que fracasó antes de concretarse en los comicios del año pasado. Ayer el ex gobernador de Santa Fe sostuvo que, a partir de una “trayectoria en común”, le parecía importante “llegar a un acuerdo o entendimiento con la UCR para las próximas elecciones”. En el FAP saben que las elecciones de 2013 tendrán características diferentes a las presidenciales y que les puede ser de ayuda el desarrollo territorial de la UCR.

En ese contexto, Alfonsín aprovechó una entrevista radial para pegarle al gobierno nacional y tratar de recomponer la relación. El hijo del ex presidente consideró que el kirchnerismo no es progresista sino que “es progresismo instrumental, sin convicción, devaluado e ineficiente, es más bien populismo”. Luego de esa caracterización, llamó a hacer una tarea en conjunto de las fuerzas “progresistas, republicanas y democráticas” para evitar que los errores del gobierno los pague el progresismo y “la salida sea por derecha”.

De la misma manera en que sucedió en 2011, por debajo de las declaraciones públicas de amor entre Binner y Alfonsín comenzaron a tejerse una serie de cuestionamientos y reproches mutuos. Ayer, la más dura fue Mastandrea, referente del ex gobernador radical Angel Rozas. Preguntó si las palabras del líder socialista “fueron en menoscabo de las alianzas que finalmente lo condujeron a competir con la UCR en vez de con el kirchnerismo” y disparó que “tantas dilaciones, tantos amagues, tantas supuestas disidencias” desdibujaron el frente opositor. Más conciliador, el diputado alfonsinista Juan Pedro Tunessi dijo que era “sumamente auspiciosa” la convocatoria del socialista y que “sería un error inaceptable continuar fragmentando sin intentar acercar posiciones entre quienes piensan parecido”.

Los radicales insistieron con su postura de responsabilizar al socialismo por la fractura y no revisar su decisión de hacer un pacto con el peronista disidente Francisco de Narváez.

Precisamente sobre ese punto hicieron hincapié el GEN y Libres del Sur. “Ellos deben reflexionar sobre su alianza con los sectores conservadores del peronismo y, hecha esta autocrítica, si están dispuestos a formar parte de un frente progresista sin especulaciones, con grandeza y entendiendo cuál es el lugar en que a cada uno nos colocó la ciudadanía en la última elección”, sostuvo el diputado Milman, mano derecha de la bonaerense Margarita Stolbizer.

Aunque el año pasado fue uno de los más férreos opositores al acuerdo con el radicalismo, ahora Libres del Sur se dio vuelta y reconoce la posibilidad de un entendimiento: “Si dejan de predominar en ella los sectores más conservadores que promovieron incluso el apoyo a Macri en la Ciudad de Buenos Aires, por cierto que sería importante para el FAP llegar a un acuerdo con el radicalismo”. Y para completar el giro discursivo, Tumini agregó que “si se ha podido por años hacer gobiernos progresistas con ellos en Santa Fe, ¿por qué no pensar que se puede hacer lo mismo en la Nación?”.

Con el tema instalado nuevamente en la agenda por Binner, otra vez será motivo de encendidos debates tanto en el FAP como en la UCR.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín y Hermes Binner, de la pelea a la posibilidad del reencuentro.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared