SOCIEDAD › OPINION

¿Hasta cuándo?

 Por Estela Díaz *

Otra vez un embarazo producto de una violación y una niña víctima que, frente a la vulneración de sus derechos, no encuentra cuidado alguno ni en la salud ni en la Justicia, sólo recibe más revictimización. Agravado por el desistimiento de su madre respecto de la solicitud del aborto. Decisión que a todas luces no fue ejercida en libertad.

Cabe preguntarse y repensar por qué este tema gana la agenda pública nacional. Por qué algo que se debería resolver en la atención médico-paciente en el mismo momento que se conoció, no se hizo. Todas las especulaciones, los debates públicos, el accionar del área de Salud de Entre Ríos, de la Justicia, incluso las declaraciones del ministro de Salud entrerriano no están hablando de la ley vigente, ni de los derechos que asisten a la niña o cualquier mujer que tiene una gestación producto de una violación, para lo que está claro el Código Penal y protocolos de actuación. En algunos profesionales podemos imaginar que exista cierta duda, desinformación o temor frente al tema y las posiciones encontradas que suscita. Pero quienes tienen mayor poder de decisión y función pública actúan en la práctica imponiendo su posicionamiento y creencias personales. Decir que “la naturaleza es sabia” (por eso la niña puede quedar embarazada y continuar hasta el final la gestación) es una expresión del discurso religioso que asocia la naturaleza a algo divino, donde los hombres y las mujeres no intervenimos ni tenemos poder ni de decisión ni de discernimiento. Es parte de un pensamiento tan retrógrado que no resiste el menor análisis. En la práctica está operando una forma de objeción de conciencia encubierta que, como forma del abuso de poder, esconde su verdadera posición y su objetivo final, que es privar a esta niña del derecho a interrumpir el embarazo.

Este contexto y el tratamiento público de este caso muestran cómo la temática de los derechos sexuales y reproductivos y el aborto ha ganado la agenda pública. Aunque incomode, el tema está en debate, aunque todavía existan intereses para dejarlo por fuera de los ámbitos institucionales la sociedad lo viene discutiendo y el cambio social es una realidad. Esta situación que acaba de ocurrir muestra la necesidad urgente del cambio de legislación sobre aborto. El proyecto de Ley impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, seguro y gratuito que consiguió 50 firmas de legisladores en el período parlamentario que terminó en el 2011 establece el derecho de toda mujer a interrumpir voluntariamente un embarazo en el primer trimestre de gestación. El avance en este cambio legal será sin dudas una contribución para cambiar el posicionamiento que hoy tienen operadores de salud y justicia. Despejará dudas y contribuirá a un sinceramiento respecto de prácticas sociales habituales frente a los embarazos no deseados. Sabemos que las estrategias de los grupos conservadores y anti derechos son múltiples y permean el conjunto de las instituciones, pero también sabemos que una sociedad movilizada, comprometida e informada es la que garantizará que se cumpla con los mismos.

* Integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.