SOCIEDAD

Otra concesión con historia y polémica

Algunas de las empresas que presentaron el proyecto para explotar el bajo autopista de San Telmo integran el concesionario de otro predio, bajo la autopista Illia, en el barrio de Retiro, donde funcionan una estación de servicio, una playa de estacionamiento y varios locales gastonómicos. Ese espacio fue concesionado en 1991, por 30 años, por el ex intendente Carlos Grosso a las empresas Servente Constructora SRL, Constructora Lanusse SA y Criba SA, que conformaron el consorcio Plaza Intendente Alvear SA.

Como informó Página/12 en 2008, durante los primeros 16 años, la empresa sólo pagó un canon “en especies”. El gobierno porteño, en base a dictámenes de la Procuración, estuvo a punto de decretar el cese de la concesión en 2005. Pero antes de dejar su mandato, en septiembre de 2007, Jorge Telerman renegoció el contrato, estableciendo un canon de 27 mil pesos mensuales “de manera fija y hasta la finalización de la concesión”, en 2021.

Ese convenio dio pie a una denuncia penal, presentada por Marcelo Gey, quien consideró “irrisoria” la suma, ya que “por cada uno de los locales gastronómicos que funcionan en el lugar no puede pedirse menos de 10.000 dólares mensuales de alquiler”.

Ante la denuncia, la administración macrista puso bajo la lupa el contrato, pero hasta hoy se desconoce si fue modificado: las fuentes consultadas por este diario no brindaron información. La causa judicial, en tanto, fue archivada.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Otra concesión con historia y polémica
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.