SOCIEDAD

En defensa de la cruz

El juez Luis María Rizzi fue el primero en emitir el voto y quien redactó la cuestionada sentencia. En 2014, la Asociación por los Derechos Civiles y la Asociación Pensamiento Penal hicieron una campaña nacional en favor de la “neutralidad religiosa” del Poder Judicial en la que solicitaron a jueces de diversos tribunales que retiraran los símbolos religiosos de los espacios donde celebran audiencias o juicios orales. Rizzi se negó rotundamente. En una carta dirigida al presidente de Pensamiento Penal y juez del Tribunal en lo Criminal 1 de Necochea, Mario Juliano, le comunicó que “no voy a descolgar ninguna cruz”. “Tampoco voy a disponer que otro lo haga. Porque creo en Dios y porque soy católico. Porque tengo reverencia por la cruz de Cristo, el inocente crucificado por los hombres y el más inocente de los condenados, que representa además la fe mayoritaria y la identidad de nuestro pueblo”, escribió. Y más adelante siguió: “Soy consciente, no obstante, de que ustedes están embarcados en una triste misión en la que muy probablemente lograrán los fines que los desvelan. Tal vez porque la cruz es incompatible con este mundo en el que se confunde el bien con el mal, en el que se privilegian supuestos derechos de la mujer a costa del derecho a la vida de los niños; en el que impera la deslealtad, la mentira, la corrupción; en el que ya no interesa la protección de la familia y de la infancia, y se las supone independientes de la protección del matrimonio”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • En defensa de la cruz
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.