DEPORTES › FUTBOL > ANGELICI, D’ONOFRIO, LAMMENS Y BLANCO RENUNCIARON EN SERIE AL COMITE EJECUTIVO

Idas y vueltas en la calesita de la AFA

La reunión informativa sobre la Súper Liga terminó en escándalo. La intención de declarar la acefalía y pedir la intervención se frustró rápido. Segura, como de costumbre, negó todo y habló de cuarto intermedio. Verón pidió consensuar.

 Por Facundo Martínez

En el marco del proyecto que impulsa la creación de la denominada Súper Liga, la división interna en la AFA escribió ayer un nuevo capítulo, que incluyó las renuncias de los presidentes de Boca, Daniel Angelici; de River, Rodolfo D’Onofrio; de San Lorenzo, Matías Lammens; y de Racing, Víctor Blanco, al Comité Ejecutivo del organismo, y la posterior desmentida del presidente de la AFA, Luis Segura, quien en conferencia de prensa comentó: “No hay ninguna renuncia, pasamos a cuarto intermedio. El tema es que no tuvimos el quórum suficiente para tratar el tema y lo vamos a hacer mañana (por hoy) en la reunión de Comité Ejecutivo”.

La pelea entre los clubes impulsores de la Súper Liga, que pretenden imponerlo a los empellones, y los clubes que se oponen porque consideran que el proyecto no los favorecerá o porque aún en caso de aceptarlo prefieren una transformación controlada y no de manera abrupta, se tensó ayer fuertemente, apenas horas después de la exposición que brindó en el predio de la AFA del presidente de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) de España, Javier Tebas, quien narró a dirigentes de Primera División y de la B Nacional los pormenores de la experiencia española.

El problema surgió cuando los directivos impulsores de la reforma pretendían que los dirigentes fijaran la fecha del 2 de junio para la realización de la Asamblea Extraordinaria en la que se votará la modificación del Estatuto de la AFA que puede darle vía libre al nuevo proyecto. La ausencia de un grupo de dirigentes, comandado por el presidente de Independiente, Hugo Moyano, los dejó sin quórum y eso enojó a los presidentes de los otros clubes grandes, que jugaron la carta de las renuncias en serie.

La jugada impulsada por el macrismo, según pudo averiguar Página/12, tenía como intención producir un estado de acefalía y provocar, en consecuencia, la intervención del Gobierno en la casa madre del fútbol nacional, algo con lo que Angelici viene coqueteando desde que encontró las primeras trabas para la puesta en marcha del proyecto. Los renunciantes parecían estar convencidos de que no iban a poder imponer su proyecto por las vías que indica el Estatuto y que una hipotética intervención les facilitaría el camino.

Por el lado del tinellismo, fuentes consultadas por Página/12 aseguraron que el plan que seguía a las renuncias era pedir en la mañana de hoy a la Inspección General de Justicia (IGJ) la intervención, a eso le seguiría la elección de un CEO –proveniente del mundo empresario– para que éste dictaminara primero el cambio del Estatuto y de esa manera le quitara la mayoría al grupo que se opone, y luego anulara la convocatoria a las elecciones del 30 de junio, y las postergara por 180 días.

Por el lado del moyanismo, se argumentó que la jugada de los grandes se frenó en seco, porque las cuentas no cerraban tan fácil como algunos dirigentes creían. La versión coincidía con la que salió de las filas tinellistas, que anoche recriminaban al Gobierno por haber puesto el freno a la operación, después de haberla impulsado, “porque se asustaron con el posible fortalecimiento de Moyano”.

En medio del escándalo, el presidente de Olimpo, Alfredo Dagna, había explicitado en declaraciones a TyC Sports que, más allá de las renuncias, no había “motivos para intervenir la AFA, ya que ante estas renuncias se ocuparán los cargos rumbo a la elección del 30 de junio”. “Si los presidentes de Boca, River y San Lorenzo tomaron una decisión, es atendible, pero tendrán que ser reemplazados por otros dirigentes”.

Justamente, lo que los renunciantes parecieron no advertir en el entusiasmo de su movida fue que a Angelici lo debía reemplazar el grondonista y dirigente de Arsenal Miguel Silva, a Lammens el propio Moyano y a D’Onofrio el presidente de Barracas Central y yerno de Moyano, Claudio Tapia.

Con el correr de las horas, comenzaron las negociaciones y el clima intervencionista cedió paso frente a la idea de imponer un cuarto intermedio para intentar acercar posiciones y evitar que se tomen medidas drásticas. “Hay que tener cuidado con las intervenciones, no sea cosa que la AFA sufra sanciones por parte de la FIFA”, agregó Dagna, para quien “la Superliga es una idea interesante, pero no se entienden los apuros ni la forma de llevar el tema, y no tiene viabilidad sin el consentimiento de la AFA, que primero debe tener un nuevo presidente”.

Antes del escándalo de las renuncias, el presidente de la LPF, Tebas, había mantenido una reunión con los dirigentes a quienes había interiorizado sobre la experiencia española. Tebas, un abogado costarricense naturalizado español de 53 años, llegó al predio de Ezeiza acompañado por Angelici y su par de Belgrano, Armando Pérez, dos de los impulsores de la Súper Liga. “La exposición de Tebas fue muy buena, considera que el fútbol argentino no está bien vendido. Pero a él sólo le importa el aspecto económico”, comentó por parte del ascenso el vicepresidente de Dálmine, Jorge Milano, y agregó: “La realidad es que el fútbol argentino no está preparado para una Súper Liga porque los clubes, a diferencia de España, no son sociedades anónimas”.

Justamente, por la cuestión de las sociedades anónimas, Tebas no había contado en su momento con la aprobación del ex presidente de la AFA, Julio Grondona, quien en la pelea española apoyaba a su amigo Angel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol.

En la reunión también participaron Juan Sebastián Verón (Estudiantes), Eduardo Spinosa (Banfield), Raúl Gámez (Vélez), Rodrigo Molinos (Tigre), Jorge Miadosqui (San Martín), Hernán Lewin (Temperley), Nicolás Russo (Lanús) y José Lemme (Defensa y Justicia), entre otros. Justamente, Verón se presentó anoche junto a Segura y Russo y habló de la necesidad de buscar consensos: “Hablamos con los presidentes que hoy estuvieron en la reunión. Muchos venían con dudas, y está bien, siempre que se propone un cambio se generan este tipo de cosas, pero después de la reunión muchos quedaron conformes. Se han sacado y despejado muchas de estas cuestiones y preconceptos que se tienen ante lo nuevo. Quedamos en seguir mañana para despejar dudas, y lograr un consenso”, comentó.

Hoy, a partir de las 18, habrá una nueva reunión de Comité Ejecutivo, todo el fútbol argentino estará pendiente de lo que allí ocurra.

Compartir: 

Twitter
 

Segura, presidente de la AFA, brindó anoche una conferencia de prensa junto a Verón y Russo.
Imagen: Captura de TV
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.