SANTA FE › NUEVO SERVICIO FERROVIARIO QUE LLEGA DEL CHACO

Trenes que vienen del norte

La estatal Servicios Ferroviarios del Chaco (Sefecha) ofrece
tres frecuencias semanales desde esa provincia hasta la zona
de Vera. Es el único servicio de cercanía en marcha en Santa Fe.

 Por Guillermo Lanfranco

Mientras el megaproyecto de tren rápido Buenos Aires-Rosario avanza a paso de hombre y a un costo de 3.600 millones de dólares en el horizonte, Santa Fe cuenta desde el 6 de noviembre con un nuevo servicio ferroviario de pasajeros. En un hecho casi desconocido en el resto del territorio, la empresa estatal Servicios Ferroviarios del Chaco (Sefecha) ofrece tres frecuencias semanales desde esa provincia hasta la localidad santafesina de Cañada Ombú, ubicada en el departamento Vera, constituyéndose en el único servicio de trenes de cercanía en marcha en esta provincia desde el desmantelamiento de los ferrocarriles a principios de los `90, por obra y gracia de Carlos Menem. Si bien modesto en sus alcances, el proyecto constituye un ejemplo de los beneficios del tren como medio de transporte de personas entre localidades cercanas, al estilo de los que hasta 20 años atrás iban de Rosario a Roldán, Cañada de Gómez o Pérez.

Los miércoles, los viernes y los domingos no son un día más de la semana para los 800 habitantes de Cañada Ombú, la localidad del departamento Vera ubicada a 50 kilómetros del límite con el Chaco. A la tardecita, por la vía comienza a escucharse el típico trac-trac de un tren llegando a su destino, proveniente de la localidad de Cacuí, donde arrancó su recorrido. Se trata del coche-motor "El Chaco I", un prototipo construido en los talleres propios de Sefecha -con el asesoramiento de la Universidad Nacional del Noreste- y que cuenta con 70 asientos, aire acondicionado, sanitarios y bodegas.

Este tren constituye hoy por hoy el principal medio de comunicación con el resto del mundo con que cuenta la pequeña población del Chaco santafesino. Más aun cuando frecuentemente las lluvias ponen intransitables los caminos de tierra que la (in)comunican con Los Amores y Vera, la cabecera del departamento ubicada a 200 kilómetros al sur. "Por fuera de las frecuencias regulares, si por cuestiones climáticas lo requiere el jefe comunal de Cañada Ombú, mandamos un tren extra. O puede que el jefe sanitario de la zona necesite trasladar un enfermo o algún medicamento, entonces mandamos un tren". El presidente del directorio de Sefecha, Víctor Hugo Verdún, ejemplifica así el sentido social del que está envestido el servicio, muy lejos de cualquier especulación comercial. La particularidad de que una provincia entre las más pobres de la Argentina, brinda un servicio esencial a una de las más ricas, está apenas compensando por un subsidio mensual que ronda los 2000 pesos, enviado por el gobierno de Santa Fe. Verdún aclara que es aporte "es casi simbólico, pero no por eso vamos a dejar de correr el tren, porque la gente lo necesita". Verdún tiene fresca las imágenes del 6 de noviembre pasado, cuando después de 16 años se volvió a ver un tren en marcha en Cañada Ombú: "Había gente llorando de la emoción, no lo podían creer, más cuando el coche-motor traía parientes que hacia mucho no visitaban".

¿Cómo hace una provincia modesta para sostener un servicio ferroviario que es utilizado por más de 700 mil usuarios al año? La historia indica que Sefecha nació en 1996 por iniciativa de un grupo de profesionales de los desaparecidos Ferrocarriles Argentinos, que propusieron crear una empresa estatal sobre los restos del sistema que había sido desmantelado por el menemismo. Apoyada por el entonces gobernador radical Angel Rozas, la empresa consiguió material ferroviario de segunda mano de la firma española FEVE (ferrocarriles de Mallorca), que fueron reciclados en la Argentina.

Actualmente los trenes de Sefecha corren 1200 kilómetros por día, principalmente en el área metropolitana de Resistencia y hasta la ciudad de Roque Sáenz Peña, además del servicio a la provincia de Santa Fe. Cuenta con 140 empleados y recibe un aporte mensual de cerca de 200 mil pesos de parte del Estado provincial. La Secretaría de Transporte de la Nación no le envía un centavo, a diferencia de lo que hace con los trenes suburbanos de la ciudad de Buenos Aires, subsidiados por varios millones de pesos. Así todo, los servicios de Sefecha son reconocidos como eficientes por los usuarios y muy competitivos con el transporte automotor, por tiempos de viaje y valor del boleto, que en el caso del suburbano es de menos de un peso.

La multimillonaria inversión que el Estado nacional prevé realizar para el "tren bala" Buenos Aires-Rosario-Córdoba no le cae muy bien a los chaqueños. "Me parece ingrato que le estén subsidiando un pasaje a una señora que va a ir desde Rosario a un shopping de Buenos Aires en tren, cuando aquí estamos haciendo grandes esfuerzos para sostener servicios que utilizan los sectores más populares. Pero nosotros no medimos el costo económico, sino que valoramos la integración regional", justifica Verdún luego de lamentarse.

Compartir: 

Twitter
 

Una provincia pobre como Chaco presta trenes de pasajeros a otra rica como Santa Fe. En tanto aquí, se sigue soñando con el megaproyecto de tren bala a Buenos Aires.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared